La solución definitiva para que la cuota de la hipoteca variable no se atragante

Quien tenga una hipoteca variable, verá cómo su cuota aumenta inevitablemente cuando le toque revisión de su préstamo. Por primera vez en 11 años, el pasado julio el Banco Central Europeo (BCE) subía los tipos de interés. La consolidación de un escenario de elevada inflación motivó un cambio radical en la política monetaria del organismo europeo, que continuó subiendo los tipos durante los meses sucesivos. La última, hace escasos días, con un aumento de 0,75 puntos, el BCE deja los tipos de interés al 2%, la cifra más alta desde 2009.

Si tienes una hipoteca variable, habrás estado atento a cada una de estas subidas, porque sabes que esto va a afectar de forma muy directa a tu bolsillo. Ciertamente, se vienen tiempos complicados. Si no sabes cómo vas a pagar a partir la cuota de tu hipoteca, continúa leyendo.

También de interés:

La cuota de la hipoteca de tu vivienda podría aumentar en más de un 30%. Foto: Getty Creative.
La cuota de la hipoteca de tu vivienda podría aumentar en más de un 30%. Foto: Getty Creative.

De media, se estima que las cuotas de las hipotecas variables aumenten en más de un 30%, aproximadamente. La medida tomada por el BCE para contener la inflación disparará aún más el euríbor –índice con el que se calcula en España el interés de los préstamos hipotecarios a tipo variable–.

Cuánto te subirá la cuota

Si estás agobiado por la subida de la cuota de tu hipoteca, lo mejor que puedes hacer es pasar a la acción. No te quedes parado esperando a ver lo que te cobran. Pide cita a tu banco, o bien, usa el simulador que ha creado HelpMyCash para hacerte una idea.

Según el Banco de España, lo ideal es que la nueva mensualidad, sumada a la de sus otros créditos, no supere el 35% de sus ingresos netos mensuales. Si te puedes permitir pagar la subida, pero te interesa rebajarla tienes algunas opciones.

En primer lugar, si te interesa seguir con el interés variable, puedes tratar de negociar con tu banco la nueva cuota o trasladar tu hipoteca a otra entidad. Pero si lo que quieres es librarte del euríbor, tienes la opción de intentarte pasarte al tipo fijo, llegando a un acuerdo con tu banco o también cambiándote de entidad. Si esto te interesa conviene que te des prisa, porque con este nuevo escenario, los bancos también están subiendo sus tipos fijos. En la situación actual, encontrar un interés fijo del 3% o por debajo sería estupendo.

Existe una tercera opción: pasarse a un tipo mixto. De esta manera, dependiendo del banco, conseguirás un interés fijo de cinco a quince años. Se trata de una opción menos segura, porque el interés se convertirá en variable una vez transcurrido ese período.

No puedo pagar más

Si la nueva mensualidad de tu hipoteca supera el 35% de tus ingresos, tendrás que renegociar con el banco cuanto antes.

Además, si la nueva cuota de tu hipoteca supera el 50% de tus ingresos, puedes acogerte al Código de Buenas Prácticas Bancarias. Tu entienda está obligada a ofrecerte una carencia parcial de cinco años, rebajar el interés a euríbor más 0,25% durante ese período y alargar el plazo de devolución hasta los 40 años.

La banca y el Gobierno de España, además, están a punto de cerrar un acuerdo para ampliar este Código con una nueva medida. Esta solución pasará por alargar el plazo a los que la cuota les suba un 30% o más tras la revisión de su hipoteca variable, siempre que esta se contratara a partir de 2012. En principio, podrán acogerse los hipotecados que cobren hasta 24.318,84 euros brutos al año y que tengan que dedicar el 40% o más de sus ingresos a pagar las nuevas mensualidades.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

También te puede interesar:

VÍDEO | Una boda acaba en tragedia: cuatro muertos tras ser atropellados en Torrejón de Ardoz (Madrid)