Así luce la depresión: la revelación de una joven madre conmueve a Internet

Un montón de platos amontonados en el fregadero de la cocina:  esa pequeña pila le parecía una montaña monumental a Brittany Ernsperger, una joven madre de 25 años.

Cuando finalmente logró lavarlos, colocó una foto en Facebook.


Así es como luce la depresión. No. No son los platos limpios. Sino que había muchos platos en primer lugar“, escribió Ernsperger en el post que se ha compartido más de 174,000 veces desde el 30 de junio. “Tres días me senté en el suelo de la cocina y los miré mientras lloraba. Sabía que tenía que terminar [de fregarlos]. Quería hacerlo, pero la depresión me hizo sentir mal”.

En su confesión en la red social, Ernsperger reveló sus más oscuros temores.

“Temer que tu marido se vaya porque cree que eres vaga. Tener miedo de permitir que la gente entre a tu casa porque pensarán que eres desagradable. Sentir que estás fallando a tus hijos porque por tercera noche consecutiva no tienes ningún plato limpio para preparar la cena … así que es pizza. De nuevo”, escribió.

“Y la peor parte de todo, no es solo con los platos. Lavar la ropa, limpiar, vestirse, tomar una ducha, vestir a sus hijos, cepillarse los dientes, las tareas cotidianas normales. Todo se convierte en una pesadilla. Una tarea muy desalentadora. Algunos días no se hace nada”, reveló.

El post ha generado una enorme ola de simpatía y solidaridad con la franqueza de la joven, y el aplauso de expertos en salud mental.

El Dr. Ken Duckworth, director médico de la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales (NAMI), dijo que el post revela algunos de los síntomas menos conocidos de la depresión y la ansiedad: la auto conversación negativa y el no poder completar las tareas diarias. Estas emociones mantienen a las personas atrapadas en un círculo vicioso.

No ser capaz de afrontar una tarea común como lavar los platos puede parecer algo menor, pero a menudo es un signo de algo serio.

“La gente se siente muy abrumada por las exigencias de la vida cotidiana”, dijo al sitio web del programa Today la doctora Holly Swartz, profesora de psiquiatría de la Universidad de Pittsburgh. “Es una especie de doble golpe. La depresión hace que sea difícil hacer las cosas y la depresión te hace pensar que eres una mala persona por no poder hacerlas”.

Ernsperger reveló que usó técnicas que aprendió en terapia para lograr romper el círculo vicioso.

“Me encerré en el baño. Estuve allí media hora. Me dije a mí misma: ‘Necesito ser amable conmigo misma. Tengo que ser más suave conmigo misma'”, dijo a Today. “Me siento mucho mejor. Me dije a mí misma que estaba haciendo un buen trabajo y que mis hijos todavía me quieren y que mi esposo todavía me ama”.

El sincero post de la joven es realmente un acto de valentía.

“La gente [que experimenta depresiones] siente mucha vergüenza y culpa y ayuda a escuchar las experiencias de los demás”, dijo Dra. Sarah Matthews, profesora asociada de psiquiatría clínica de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

Y ahora Ernsperger se siente muy animada por haber inspirado a otros. En su post ofreció ayuda a quienes se sienten como ella:

“Les estoy haciendo saber a todos que estoy aquí para ustedes. Lo entiendo. Si necesitas alguien con quien hablar, siempre estoy aquí para ayudarte”.