Ashton Kutcher habla sobre trastorno autoinmune que lo dejó sin ver, oír ni caminar

·2  min de lectura

Ashton Kutcher reveló que tenía un raro trastorno autoinmune, que lo hizo perder la capacidad de caminar, ver y oír.

El actor de 44 años recordó el terrible susto que pasó en un adelanto de un próximo episodio de Running Wild with Bear Grylls: The Challenge, obtenido por Access Hollywood. Durante el episodio, Kutcher detalla cómo le diagnosticaron una “forma poco común de vasculitis” y cómo la afección lo “noqueó”.

“Hace como dos años, tuve esta extraña y súperrara forma de vasculitis, que me quitó la visión, me quitó la audición, me quitó el equilibrio”, contó la estrella de That '70s Show. “Me tomó un año recuperarlo todo”.

Según la Clínica Mayo, "la vasculitis implica la inflamación de los vasos sanguíneos" y restringe el flujo sanguíneo, lo que “puede provocar daños en órganos y tejidos”.

Kutcher le dijo al presentador Bear Grylls que comenzó a apreciar más la vida cotidiana después de su experiencia.

“Realmente no lo aprecias hasta que la pierdes”, dijo. “Hasta que dices, ‘No sé si alguna vez podré volver a ver, no sé si alguna vez podré volver a escuchar, no sé si nunca voy a ser capaz de caminar de nuevo’”.

Grylls elogió a Kutcher por su “fortaleza ante la adversidad”, y el actor reconoció que tenía “suerte de estar vivo”.

El acctor de No Strings Attached también compartió cómo su trastorno autoinmune cambió su perspectiva, pues la vida se volvió “divertida” para él cuando dejó de esconderse de sus “problemas”.

“En el momento en que comienzas a ver tus obstáculos como cosas que están hechas para ti, para darte lo que necesitas, entonces la vida comienza a volverse divertida, ¿no?”, dijo. “Empiezas a pasar por encima de tus problemas en lugar de vivir debajo de ellos”.

Grylls estuvo de acuerdo y celebró a Kutcher, mientras decía: “¿Qué dicen en supervivencia? Las tormentas te hacen más fuerte. Y creo que él es la prueba viviente de eso”.

Si bien esta es la primera vez que Kutcher habla públicamente sobre su vasculitis, su esposa, Mila Kunis, se ha sincerado previamente sobre sus diferentes condiciones de salud. En octubre de 2021, Kunis, quien tiene una hija de siete años, Wyatt, y un hijo de cinco, Dimitri, con Kutcher, reveló que su cónyuge fue hospitalizado mientras filmaba la película Jobs de 2013.

“Era tan tonto. Solo comía uvas en cierto punto, fue tan estúpido”, dijo en ese momento, durante un episodio de Hot Ones. “¡Terminamos en el hospital dos veces con pancreatitis!”.