Asha deja atrás lo que opinen por encontrar su sueño

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 3 (EL UNIVERSAL).- Ir contra las barreras no es algo nuevo para Asha, la joven de 23 años que dejó Marruecos para convertirse en cantante. A los 12 años Hajar Sbihi, como es su nombre real, encontró su vocación cuando la seleccionaron de un coro lírico para hacer una canción de paz en el mundo árabe, junto al productor de Michael Jackson. "Desde entonces supe que todo era posible", afirma Asha, quien hoy vive en Madrid, España, y además es compositora.

"Sabía que quería ser cantante, pero al ser proveniente de un país musulmán con la cultura y mi familia tan tradicional, no era algo muy posible. No todos los días tu hija te dice que quiere ser cantante, es un poco mal visto ahí y pues tenía mucho miedo, pero decidí ir a España para estudiar dirección de empresas y tratar de tener oportunidades para hacer música", contó la intérprete en entrevista.

Un productor español que le presentó su compañera de cuarto la motivó para comenzar a componer, así inició en la música, cuando hace dos años el grupo Gemeliers tomó su canción "Lento" y la interpretaron junto a Joey Montana. Luego vino Lola Índigo y grabó el tema "Ya No Quiero Ná", que hoy tiene 85 millones de visualizaciones.

"Lola Índigo acababa de salir de 'Operación Triunfo', que es un talent show muy importante aquí en España, ella era la primera eliminada, entonces para mí su canción no iba a ir a ninguna parte, pero es una canción que aquí ha penetrado mucho en la sociedad y me acuerdo que estaba en Estados Unidos en ese entonces y recibía noticias de que llegaba al millón durante siete días, fue lo más fuerte e inesperado que he hecho", afirmó.

En México, Danna Paola hizo eco de sus letras con el tema "Oye Pablo", con el que logró certificar tres platinos y un oro por vender más de 210 mil unidades.

"Yo nunca lo conocí (a Pablo), pero estando en México con Danna hace dos años, nos contó sobre la historia y hemos dicho que había que escribir esta canción. No soy ni mexicana ni española y sentir que estas dos sociedades en canciones diferentes se han sentido identificadas me parece una cosa mágica".

Recientemente decidió lanzarse como cantante con el tema "Opina", que habla de su posición ante el mundo, donde ha sido estereotipada por distintas razones y con este tema espera que muchas otras mujeres se atrevan a romper prejuicios.

"En Marruecos, de pequeña como era más chiquita que las otras niñas, las chicas grandes se reían o me trataban de una manera inferior, aquí en España la comunidad marroquí está muy mal vista, porque normalmente son migrantes y hacen crímenes y nos ven como delincuentes, pero a la vez yo como que no encajo en este estereotipo de marroquí porque normalmente son más morenos y yo soy blanca, ojos azules. En la universidad me juzgaban por tímida, aunque no siempre lo soy, entonces siempre me pasan estas cosas", detalló la intérprete.