Asfixiada por el coronavirus, Hertz se declara en quiebra en EEUU

Por Mike Spector
Una mujer con su bebé en un coche pasa frente a un local de alquiler de autos de Hertz en Pasadena, California. FOTO DE ARCHIVO. REUTERS/Mario Anzuoni

Por Mike Spector

NUEVA YORK (Reuters) - La firma de alquiler de autos Hertz Global Holdings Inc <HTZ.N> se declaró en quiebra en Estados Unidos luego de que su negocio fuera gravemente impactado por la pandemia de coronavirus y las discusiones con sus acreedores no lograran aliviar su pesada carga financiera.

La junta directiva ya había adelantado el viernes que la compañía se acogería a la ley de protección por bancarrota en una corte en el estado de Delaware, de acuerdo a documentos judiciales.

La compañía también tiene operaciones en Europa, Australia y Nueva Zelanda, que no fueron incluidos en el procedimiento judicial en Estados Unidos.

Hertz, cuyo principal accionista es el multimillonario Carl Icahn con un 39% de participación, fue golpeada por las órdenes de confinamiento y prohibiciones de viajes dictadas por las autoridades estadounidenses para frenar la pandemia de coronavirus.

Una buena parte de los ingresos de Hertz provienen de los alquileres de autos en aeropuertos, los cuales se evaporaron porque sus potenciales clientes dejaron de viajar.

Con casi 19.000 millones de dólares en deuda y 38.000 empleados en el mundo hacia fines de 2019, Hertz está entre las principales compañías globales en caer víctima de la pandemia.

La crisis sanitaria generada por el COVID-19 también ha provocado una cascada de quiebras o advertencias de bancarrota por parte de firmas que dependen de la demanda de combustibles, como cadenas minoristas, restaurantes y gasolineras.

Hasta ahora las aerolíneas estadounidenses han eludido este escenario, al recibir miles de millones de dólares en ayuda del gobierno, una vía que Hertz exploró sin éxito.

La empresa con sede en Estero, Florida, que opera los negocios Hertz, Dollar y Thrifty, había estado en discusiones con sus acreedores luego de haberse retrasado en montos significativos de pagos de arriendos de autos en abril.

Los acuerdos de indulgencia o morosidad por los pagos no cancelados expiraron el 22 de mayo. Hertz cuenta con efectivo por 1.000 millones de dólares.

Incluso antes de la pandemia, Hertz y sus pares ya estaban bajo presión financiera porque sus clientes empezaron a preferir servicios de transporte como Uber <UBER.N>. Para enfrentar a Uber, Hertz adoptó un plan de recuperación, con el objetivo de modernizar sus aplicaciones para teléfonos inteligentes y mejorar la administración de su flota de autos de alquiler. Hertz nació alrededor de 1918, cuando Walter Jacobs, entonces pionero en el alquiler de automóviles, fundó una compañía que permitía a los clientes conducir temporalmente uno de los modelos T de Ford Motor Co <F.N>, según el sitio web de la compañía.


(Reporte de Mike Spector en Nueva York. Editado en español por Marion Giraldo)