Asesor de presidente paraguayo esquiva moción de censura por "caso Guaidó"

Agencia EFE
·3  min de lectura

Asunción, 3 feb (EFE).- El asesor del gabinete civil de la Presidencia, Juan Ernesto Villamayor, esquivó este martes la moción de censura en la Cámara de Diputados al no reunirse los votos necesarios para esa iniciativa, relacionada con una cuestionada reunión que mantuvo con un enviado del opositor venezolano Juan Guaidó.

Villamayor ya había sido interpelado la pasada semana por los legisladores para que diera detalles de esa entrevista, en torno a la deuda que la estatal petrolera paraguaya tiene con la venezolana, y hoy se pronunciaron a través de la moción de censura, herramienta sin carácter vinculante.

No obstante, la sesión estuvo marcada por la polémica, tras la petición de una parte del oficialismo para repetir la votación, que se saldó con 52 votos a favor de la censura, uno menos de los necesarios.

La solicitud partió de la bancada de Honor Colorado, el sector del gobernante partido Colorado que tiene mayoría en Diputados y responde al expresidente Horacio Cartes (2013-2018), una corriente todavía en proceso de reconciliación con la del actual mandatario, Mario Abdo Benítez, a la que también pertenece Villamayor.

Así, mientras los secretarios procedían a sumar de manera manual los votos de la votación nominal, el diputado "cartista" Basilio Núñez, detractor de Villamayor, se acercó a la mesa y se dirigió a uno de ellos para luego pedir "una rectificación de votos", según se observó en la retransmisión televisiva.

Ello originó un debate, con acusaciones de la oposición a ese sector del oficialismo de buscar la moción de censura a toda costa.

"Me parece muy grave que uno quiere cambiar su voto de un minuto a otro y ahora ya votamos", expresó Celeste Amarilla, del Partido Liberal, el mayor de oposición, cuyo bloque apoyó mayoritariamente la censura.

"En esta Cámara ya ocurrió de todo cuando quiere que ocurra algo (...) Este es un punto sumamente importante donde hay que agotar las posibilidades", acotó por su parte, Rocio Vallejo, del minoritario Partido Patria Querida, al subrayar que "hay una mayoría aplastante de colegas que quieren la censura".

La discusión fue zanjada con la confirmación de las cifras luego de que una mayoría considerase lo ocurrido como un "bochorno".

ÚLTIMO CAPÍTULO DEL "CASO GUAIDÓ"

Durante los debates previos, la única bancada que defendió a Villamayor fue Colorado Añetete, el movimiento de Abdo Benítez, lo que evidenció el desacuerdo respecto a la moción de censura con el sector de Cartes.

No obstante, Villamayor estaba en el punto de mira de la oposición a resultas de una reunión que la clase política conoció por la prensa extranjera.

En la misma se planteó, según sus actores, una reducción de la deuda de la petrolera estatal Petropar con la venezolana Pdvsa, de unos 300 millones de dólares, dependiendo de las partes en liza.

En su interpelación, Villamayor reiteró la pasada semana que la reunión, el 11 de noviembre de 2019, con Javier Troconis, el comisionado de Guaidó para la recuperación de los fondos en el extranjero de Venezuela, fue exploratoria, de cara a un acuerdo que habría deparado a Paraguay un ahorro de 160 millones de dólares.

Sin embargo, explicó que nunca se llegó a ningún acuerdo una vez que el litigio está en manos del Tribunal Internacional de Comercio, con sede en París, donde fue derivado en 2016, por el Gobierno de Nicolás Maduro.

Villamayor sostuvo entonces que se trataba de una oferta "ventajosa" para Paraguay, cuyo Gobierno reconoce a Guaidó como presidente encargado de Venezuela, pero imposible de llevar a cabo sin el reconocimiento jurídico de ese tribunal a Guaidó.

(c) Agencia EFE