Asesino de Connecticut no hablaba: estilistas

Más destacado

NEWTOWN, Connecticut, EE.UU. (AP) — Cuando era adolescente, Adam Lanza iba a cortarse el cabello cada seis semanas aproximadamente, sin hablar ni mirar a nadie y siempre acompañado por su madre, dijeron los estilistas en una peluquería del poblado donde él mató a disparos a 27 personas la semana pasada, entre ellas su madre, antes de quitarse la vida.

Lanza dejó de acudir a la peluquería años atrás y los empleados del lugar pensaron que se había mudado, dijo el estilista Bob Skuba.

Los comentarios de él y sus colegas fueron los primeros en describir la forma en que Lanza interactuaba con ellos. Los investigadores no encontraron cartas ni diarios que pudieran explicar el ataque, una de las matanzas más sangrientas en la historia de Estados Unidos.

Cortarle el cabello a Adam Lanza "era una media hora muy larga. Era una situación muy incómoda", dijo Diane Harty. Agregó que nunca escuchó su voz y que Nancy Lanza también hablaba poco.

Otra estilista, Jessica Phillips, estuvo de acuerdo con las descripciones de los Lanza y agregó que Nancy Lanza daba instrucciones a su hijo de qué hacer y a dónde ir.

Adam se movía sólo "cuando su madre le decía", agregó Skuba.

"Yo le decía, 'Adam, pasa', pero él no se movía", dijo Skuba. "Y su madre tenía que decirle, 'Adam, pasa, él está listo'. Era como si yo fuese invisible". También aseguró que Adam no se quitaba de la silla cuando terminaban de cortarle el pelo, sino hasta que su madre le decía que lo hiciera.

Sus ex compañeros de clase ya habían descrito a Adam Lanza como alguien inteligente, aunque ausente, y su ex asesor de la secundaria lo describió como ansioso y tímido. Muchas personas que la conocían a ella la describían como una madre devota.

___

El periodista de The Associated Press Bonny Ghosh contribuyó con este despacho.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK