Asesinatos de mujeres asiáticas renuevan impulso por leyes más estrictas sobre delitos de odio en EEUU

Nathan Layne y Andy Sullivan
·2  min de lectura
Ashley Zhang lleva flores en recuerdo de las víctimas de un tiroteo en Acworth, Georgia, EEUU. 19 de marzo de 2021. Zhang era amiga de Xiaojie Tan, la dueña del SPA. REUTERS/Bita Honarvar

Por Nathan Layne y Andy Sullivan

20 mar (Reuters) - Los asesinatos de seis mujeres de ascendencia asiática en Georgia esta semana han provocado nuevos llamados para aprobar leyes sobre delitos de odio en un puñado de estados que aún no las tienen y para que las fuerzas del orden en otros lugares invoquen las protecciones ya vigentes.

Las leyes estadounidenses sobre delitos de odio varían ampliamente según el estado y los fiscales no siempre las usan. Pero los expertos dicen que esas leyes, que establecen penas más severas para los delitos motivados por el odio racial, de género o de otro tipo, ofrecen protecciones importantes.

"Tener una ley de crímenes de odio le dice a las víctimas 'usted es importante y tomaremos muy en serio si alguien lo lastima'", dijo el profesor de criminología de la Northeastern University, Jack McDevitt.

Las autoridades de Georgia aún tienen que determinar qué llevó a Robert Aaron Long, de 21 años, a matar a seis mujeres asiático-estadounidenses y a otras dos el martes.

Long, un hombre blanco, dijo a los investigadores que una adicción al sexo lo llevó a la violencia, pero legisladores y activistas contra el racismo han dicho que creen que los asesinatos fueron motivados, al menos en parte, por sentimientos anti-asiáticos.

En una reunión con líderes asiático-estadounidenses en Georgia el viernes, el presidente Joe Biden pidió al Congreso que apruebe una legislación que refuerce la respuesta del gobierno federal a los delitos de odio y mejore los informes estatales y locales.

Solo tres estados de Estados Unidos, Carolina del Sur, Arkansas y Wyoming, no tienen leyes sobre delitos de odio. Un partidario clave de un proyecto de ley pendiente en Arkansas dijo que el tiroteo en Georgia aumentó las posibilidades de que se aprueben las medidas.

"No tiene sentido moralmente no enviar el mensaje de que no se puede apuntar a las personas", dijo Jim Hendren, un senador estatal republicano convertido en independiente en Arkansas, que espera que se apruebe una legislación sobre delitos de odio el próximo mes.

En Carolina del Sur, la legislación que lleva el nombre del pastor de una iglesia donde un hombre blanco mató a nueve feligreses negros en 2015 ha recibido el apoyo de empresas que han expresado su opinión sobre la desventaja competitiva sin dicha ley.

"Nadie quiere ser el último estado sin una ley de delitos de odio", dijo Swati Patel, directora ejecutiva interina de la Cámara de Comercio de Carolina del Sur.

Ese último estado podría ser Wyoming, donde una ley de delitos de odio se estancó en la legislatura la semana pasada. El representante estatal Pat Sweeney, un republicano, dice que espera que se apruebe el próximo año.

(Reporte de Andy Sullivan y Nathan Layne; Editado por Colleen Jenkins y Daniel Wallis, editado en español por Gabriela Donoso)