Los secretos que Robert Durst se llevó a la tumba: asesinatos, desaparecidos y cuerpos desmembrados

·9  min de lectura
Robert Durst en un fotograma del documental de HBO ‘The Jinx’ en el que confesó: “Los maté a todos”. (‘THE JINX - THE LIFE AND DEATHS OF ROBERT DURST’ de HBO)
Robert Durst en un fotograma del documental de HBO ‘The Jinx’ en el que confesó: “Los maté a todos”. (‘THE JINX - THE LIFE AND DEATHS OF ROBERT DURST’ de HBO)

A casi 40 años del día en que Kathie Durst desapareció sin dejar rastro y nunca más se la volvió a ver ni se supo de ella, el principal, y único, sospechoso de su asesinato se ha llevado la verdad sobre lo sucedido a la tumba.

Robert Durst, heredero de una de las compañías inmobiliarias más poderosas de la ciudad de Nueva York, murió el lunes después de sufrir un paro cardiaco en el Hospital General San Joaquín en Stockton, California, según su abogado.

El hombre de 78 años sufría de una “letanía de problemas médicos” que empeoró después de que contrajo covid-19 y le colocaron un ventilador en octubre, dijo el abogado.

La muerte de Durst marca un final abrupto para el hombre que durante mucho tiempo ha sido sospechoso de cometer tres brutales asesinatos pero que logró evadir la justicia durante décadas.

Durst llegó a los titulares por primera vez en 1982, cuando su esposa Kathie desapareció misteriosamente una noche en Nueva York.

La familia de Kathie ha insistido durante mucho tiempo en que su esposo abusivo la asesinó. Su cuerpo nunca fue encontrado.

Luego, en 2000, Durst asesinó a su mejor amiga Susan Berman, en un crimen estilo ejecución, en su casa de Los Ángeles para evitar que revelara lo que sabía sobre la desaparición de Kathie.

Al año siguiente, mientras las autoridades investigaban lo que les sucedió a ambas mujeres y Durst se escondía en Texas disfrazado con pelucas y ropa de mujer, mató a tiros y desmembró a su vecino Morris Black.

Las autoridades dijeron que Black había descubierto la verdadera identidad de Durst. Entonces Durst fue arrestado por asesinato, pero lo absolvieron de todos los cargos después de que afirmó haber actuado en defensa propia.

La justicia finalmente lo alcanzó el año pasado cuando Durst fue condenado por el asesinato de Berman en septiembre y le dijeron que pasaría el resto de su vida tras las rejas.

Robert Durst observa a la gente en el tribunal durante su juicio por el asesinato de Susan Berman en septiembre (Getty Images)
Robert Durst observa a la gente en el tribunal durante su juicio por el asesinato de Susan Berman en septiembre (Getty Images)

Su ruina finalmente se produjo después de que el excéntrico millonario aceptara participar en un documental con el cineasta Andrew Jarecki. En el episodio final de The Jinx: The Life And Deaths Of Robert Durst de HBO, un micrófono encendido captó a Durst cuando confesó: “Los maté a todos, por supuesto”.

Un mes después de su condena, también fue acusado del asesinato de Kathie.

Pero, en un acto final para evitar la justicia, Durst murió menos de tres meses después.

Ahora, la única persona que sabía la verdad sobre lo sucedido a las tres víctimas se ha llevado sus secretos a la tumba.

La esposa desaparecida: Kathie Durst

Kathie Durst tenía 29 años cuando desapareció en Nueva York el 31 de enero de 1982.

Durst denunció la desaparición de su esposa, y aseguró que la subió a un tren con dirección a Manhattan esa noche desde su casa en South Salem, justo al norte de la ciudad de Nueva York.

Afirmó que luego habló con ella por teléfono cuando llegó a su penthouse en Manhattan.

Kathie asistía a la escuela de medicina en ese momento y el personal de la escuela informó haber recibido una llamada telefónica a la mañana siguiente de una mujer que se identificó como Kathie, quien dijo que faltaría a clases porque estaba enferma.

La casa de los Durst en Salem nunca fue registrada.

Kathie fue declarada legalmente muerta en 2017.

Robert y Kathie Durst el día de su boda en 1973 (HBO)
Robert y Kathie Durst el día de su boda en 1973 (HBO)

La familia de ella ha sospechado durante mucho tiempo que Durst asesinó a Kathie, ya que la pareja tenía problemas maritales y se sabía que él era violento con ella.

A lo largo de los años, la versión de los hechos de Durst se desmoronó y él cambió varias veces su historia sobre cuándo habló por última vez con su esposa.

No hay evidencia de que Kathie haya salido de su casa en Salem, de que haya abordado un tren o de que haya viajado a Manhattan esa noche de invierno.

También se demostró que la coartada de Durst, que tomó cocteles con un vecino después de que Kathie se fue a Manhattan, era falsa y Durst admitió que había mentido sobre su llamada telefónica con ella.

Ahora se cree que la llamada a la escuela de medicina fue obra de Berman, en un intento de ayudar a su amigo cercano a cubrir sus huellas después de asesinar a su esposa.

Y, en un giro extraño, Bill Stevenson, el exmarido de la primera dama de los Estados Unidos Jill Biden, aseveró que tuvo una aventura amorosa con Kathie y que Durst se enteró menos de dos semanas antes de que ella desapareciera.

En el momento de la desaparición de Kathie, la policía solo clasificó el asunto como un caso de desaparición y nunca se presentaron cargos.

El caso se reabrió en 2000 pero, una vez más, Durst no enfrentó cargos.

Robert Durst vestido con el uniforme de la prisión sonríe después de haber sido arrestado por el asesinato de Susan Berman en 2015 (AP)
Robert Durst vestido con el uniforme de la prisión sonríe después de haber sido arrestado por el asesinato de Susan Berman en 2015 (AP)

En su juicio de 2021 por el asesinato de Berman, los fiscales dijeron que Durst había asesinado a Kathie.

En octubre, la oficina del fiscal de distrito de Westchester anunció que había acusado a Durst de asesinato en segundo grado por el asesinato de Kathie en 1982.

Los cargos, que se presentaron cuatro décadas después de su desaparición, fueron bien recibidos por la familia de Kathie, quienes dijeron que estaban “muy contentos” con el resultado después de pasar años instando a los fiscales a presentar cargos contra Durst por su asesinato.

La mejor amiga ejecutada: Susan Berman

Susan Berman era la única persona, además de Durst, que podía ayudar a resolver el misterio de la desaparición de Kathie.

Fue saber esto lo que le costó la vida, según los fiscales.

En la víspera de Navidad del año 2000, Berman fue hallada con un disparo en la parte posterior de la cabeza, a quemarropa, en un asesinato estilo ejecución. Estaba en su casa de Benedict Canyon, en Los Ángeles.

Durst estuvo libre durante 15 años tras su asesinato antes de ser arrestado en 2015.

En una carta dirigida a la policía de Beverly Hills, se alertó sobre la presencia de su cuerpo.

La nota escrita a mano simplemente contenía la dirección de Berman y la palabra “cadáver”.

En su juicio de 2021, el tribunal se enteró de que Durst asesinó a Berman para silenciarla sobre la desaparición de Kathie.

Los fiscales dijeron que Susan Berman (en la fotografía) fue asesinada porque Robert Durst temía que revelara lo que sabía sobre la desaparición de Kathie Durst (AP)
Los fiscales dijeron que Susan Berman (en la fotografía) fue asesinada porque Robert Durst temía que revelara lo que sabía sobre la desaparición de Kathie Durst (AP)

Los fiscales relataron que el fiscal de distrito de Westchester acababa de reabrir el caso de su desaparición y que los investigadores planeaban hablar con Berman sobre lo que ella sabía.

Fue Berman quien llamó a la escuela de medicina en enero de 1982, haciéndose pasar por la esposa de Durst para darle una coartada y despistar a los investigadores, dijeron los fiscales.

En el sobre de la carta enviada a la policía para alertar de la presencia del cuerpo de Berman, Beverly Hills estaba escrito incorrectamente como “Beverley Hills”.

Los fiscales le mostraron al tribunal el sobre de una carta enviada previamente por Durst a Berman, donde también había escrito incorrectamente Beverly Hills. Este descubrimiento fue identificado por primera vez por los documentalistas de The Jinx.

Durst subió al estrado en su juicio y testificó durante 15 días en los que negó haber matado a su mejor amiga.

Finalmente confesó que envió la carta a la policía, pero afirmó que había ido a la casa de Berman a visitarla y la encontró muerta.

Declaró que luego envió la carta y huyó porque temía que lo culparan por su asesinato.

Si bien sostuvo que era inocente de los asesinatos de Berman y Kathie, Durst también admitió ante el tribunal que mentiría incluso si las hubiera matado.

Durst fue condenado en septiembre por el asesinato de Berman y sentenciado en octubre a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

El vecino descuartizado: Morris Black

Fue la búsqueda continua de Durst de evadir la justicia por la desaparición y muerte de Kathie lo que también condujo a la espantosa muerte y desmembramiento de Morris Black.

En 2001, Durst estaba en Texas, oculto de las autoridades tanto de Nueva York como de Los Ángeles, luego de que se reabrió el caso por la muerte de Kathie y Berman fue ejecutada, según los fiscales en su juicio de 2021.

Huyó de su estilo de vida privilegiado en Nueva York y se mudó a una comunidad tranquila en Galveston, Texas, donde esperaba que nadie lo reconociera, aseguraron.

Allí supuestamente se hizo pasar por una mujer muda. También vestía ropa femenina y una peluca para salir de casa.

Los fiscales señalaron que su vecino de la tercera edad, Morris Black, había descubierto su verdadera identidad, lo que provocó que Durst lo asesinara para mantenerlo callado.

Las partes del cuerpo desmembradas de Black fueron halladas en bolsas de plástico flotando en el mar.

Robert Durst asesinó a tiros y desmembró a Morris Black (en la fotografía) en 2001 (AP)
Robert Durst asesinó a tiros y desmembró a Morris Black (en la fotografía) en 2001 (AP)

Cuando las autoridades encontraron los restos y la evidencia los condujo una vez más a Durst, él contó una historia de defensa propia.

Durst afirmó que Black había sacado su arma y que ambos se estaban peleando por ella cuando se disparó accidentalmente. El disparo alcanzó a Black en la cabeza y lo mató.

Durst admitió que luego cortó el cuerpo de su vecino con un hacha y una sierra de arco, y que arrojó las partes en bolsas de plástico a la Bahía de Galveston.

Se encontraron todas las partes desmembradas del cuerpo de Black, excepto su cabeza.

Sin la cabeza, fue difícil para los investigadores refutar la versión de Durst de los hechos del asesinato.

Un investigador principal del caso dijo que creía que Durst probablemente le disparó a Black a quemarropa en la parte posterior de la cabeza, de la misma manera en la que mataron a Berman.

En un juicio muy publicitado de 2005, Durst fue absuelto. La cabeza de Black nunca fue hallada.

Con la muerte de Durst, es posible que nunca se encuentren la cabeza de Black ni el cuerpo de Kathie.

Y nadie sabrá jamás los hechos reales que provocaron las muertes de Kathie Durst, Susan Berman y Morris Black.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: 20 años después, Estados Unidos busca cerrar el capítulo de Guantánamo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.