Los asesinatos y atentados contra colaboradores de Sandoval

·2  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., diciembre 18 (EL UNIVERSAL).- Durante la administración de Aristóteles Sandoval Díaz como gobernador de Jalisco, algunos de sus colaboradores fueron asesinados o sufrieron atentados; el primero de estos hechos ocurrió nueve días después de que el exgobernador asumiera el cargo.

La tarde del 9 de marzo de 2013 Jesús Gallegos Álvarez, quien se desempeñaba como secretario de Turismo del gobierno de Jalisco fue emboscado y asesinado por varios sujetos en las calles de la colonia Colinas de San Javier, en Zapopan.

Las investigaciones de la Fiscalía de Jalisco revelaron que el funcionario lavaba dinero para el Cártel de los Caballeros Templarios, por lo que fue asesinado por sicarios del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Gallegos Álvarez también fue socio de varias empresas inmobiliarias que realizaron diversos desarrollos inmobiliarios de lujo en Puerto Vallarta, Nuevo Vallarta, Zapopan, Guadalajara y Texas; entre estos está la Torre Icon Vallarta, donde Aristóteles Sandoval tenía un departamento.

En marzo de 2015 el Comisionado de Seguridad Pública, Alejandro Solorio, fue emboscado en las calles de la colonia Agua Blanca, en Zapopan; tras un enfrentamiento a tiros logró salir ileso.

En junio de ese mismo año fue asesinado en la colonia Ladrón de Guevara de Guadalajara, muy cerca de Casa Jalisco, residencia oficial del gobernador, el exalcalde de Autlán, Javier Galván, uno de los colaboradores cercanos de Sandoval Díaz durante su gestión como presidente municipal de Guadalajara (2009-2011).

En mayo de 2018, durante los últimos meses de la gestión de Sandoval Díaz como gobernador, Luis Carlos Nájera, quien fuera fiscal hasta 2015 y se desempeñaba entonces como secretario del Trabajo, sufrió un atentado a las afueras de un concurrido restaurante de la avenida Chapultepec, en Guadalajara; la intervención de sus escoltas y la policías estatal permitieron que el funcionario saliera con vida.