Asesinan a dos sacerdotes jesuitas en México; comunidad religiosa exige justicia

·3  min de lectura

El recién pasado lunes, alrededor de las 18:00 horas, los religiosos Javier Campos Morales, “El Gallo”; y Joaquín César Mora Salazar, “El Pato”; fueron ultimados durante un ataque armado en la localidad de Cerocahui, en el municipio de Urique, en el estado de Chihuahua.

De acuerdo con las autoridades de la entidad, el altercado ocurrió cuando un hombre intentó guarecerse de un ataque de grupos armados en una iglesia, y el agresor lo atacó con un arma de fuego, al igual que a los dos sacerdotes que permanecían al interior del templo.

El Gobierno de Chihuahua lamentó los hechos violentos ocurridos en la entidad, en la que un civil perdió la vida y dos ministros religiosos se convirtieron en víctimas circunstanciales.

A través de su cuenta de Twitter, la gobernadora de la entidad, Maru Campos, expresó: “Lamento y condeno los hechos ocurridos en Cerocahui, en el que perdieron la vida los sacerdotes jesuitas, Javier Campos y Joaquín Mora”.

Y agregó: “Personalmente atendí los protocolos de seguridad y coordinación entre las corporaciones de seguridad para garantizar la protección de los religiosos que se encuentran en la zona. Me comuniqué con los sacerdotes y autoridades para dar seguimiento puntual de las acciones a seguir”.

Por su parte, el Gobierno de los Jesuitas de México, condenó los hechos a través de un comunicado. La misiva firmada por el padre Hernán Quezada exigió “justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo por personas armadas”.

De acuerdo con el medio local El Diario de Chihuahua, los cuerpos de los religiosos fueron robados por el líder criminal, José Noel Portillo, también conocido como “El Chueco”. Hasta el momento, la información no ha sido confirmada por las autoridades; sin embargo, el periódico refiere: “Robó los cuerpos de los sacerdotes después de asesinarlos en su iglesia de Cerocahui localizada en las Barrancas del Cobre de la sierra chihuahuense”.

Los jesuitas acotaron que “no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales”.

Javier Campos Morales, “El Gallo”, fue párroco de la comunidad de Guachochi de 1974 a 1983; y de 2019 a 2022 fungió como superior de la Misión Jesuita y fue párroco de la Diócesis de Tarahumara.

En la misma Sierra Tarahumara, Joaquín César Mora Salazar, “El Pato”, realizó su Tercera Probación de 1976 a 1977 y regresó a la ciudad en 1999. Desde el año 2000 al 2006, fungió como vicario parroquial en la comunidad de Chínipas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.