Asesinan a joven de 17 años y a su madre en Oaxaca

OAXACA, Oax., junio 11 (EL UNIVERSAL).- Un joven de 17 años fue asesinado junto con su madre la noche de este miércoles en San Juan Bautista Tuxtepec, la ciudad más grande de la región de la Cuenca del Papaloapan y del norte de Oaxaca.

Giovanni de Jesús "G" y su madre Basilia "P", de 17 y 38 años, respectivamente, fueron acribillados a balazos en el parque del Ejido San Bartolo en ese municipio de la Cuenca, la misma región donde también se registró el caso de Alexander, un joven de 16 años asesinado el 9 de junio presuntamente por un policía municipal en Acatlán de Pérez Figueroa.

De acuerdo con las primeras pesquisas, el joven y su madre fueron atacados por un grupo armado; el joven perdió la vida en el lugar, mientras que su madre fue trasladada a un hospital, donde los médicos reportaron que los esfuerzos por salvarla fueron insuficientes.

Hasta el momento no hay pistas sobre el paradero de los responsables. En tanto, las autoridades abrieron la carpeta de investigación correspondiente por este doble homicidio.

A los casos de Giovanni y Alexander se suma el de Christian "M", de 23 años, quien fue asesinado en un ataque armado la tarde del martes también en el municipio de San Juan Bautista Tuxtepec; con este caso suman tres los casos de  jóvenes asesinados en la región de la Cuenca en menos de una semana.

Estos crímenes contra adolescentes y jóvenes han conmocionado a las redes sociales, principalmente luego de que este miércoles se diera a conocer el asesinato de Alexander, quien fue ultimado por un policía al ser "confundido" con un delincuente mientras caminaba rumbo a la tienda a comprar un refresco.

Este jueves, la familia del joven se pronunció para exigir justicia por el crimen, al igual que el equipo de Tercera División de la Universidad del Golfo de México, en Orizaba, Veracruz, donde él jugaba.

Ante esta situación, la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) reforzó su presencia en la región y anunció la llegada a Acatlán elementos de la Guardia Nacional para proceder a la instalación de filtros de control preventivos que se mantendrán por tiempo indefinido, a fin de reforzar la seguridad de los habitantes de la zona, considerada de alta incidencia delictiva.