Asesinan a un guardián de un parque nacional natural de Colombia

Agencia EFE

Bogotá, 6 feb (EFE).- Desconocidos asesinaron este jueves a Yamid Alonso Silva Torres, un guardián del Parque Nacional Natural El Cocuy, en el departamento de Boyacá (centro), zona donde dos días antes murió tiroteado un tesorero comunitario de la región.

El hombre, de 38 años, era desde hace dos años "operario contratista del Parque Nacional Natural El Cocuy", donde controlaba el ecoturismo en un sector conocido como La Esperanza, que está ubicado en el municipio de Güicán de la Sierra, en Boyacá.

"Según información preliminar, el lamentable crimen se presentó este jueves en horas de la mañana, en la vereda La Cueva, zona rural del municipio de Güicán, y aun se desconocen las causas de este atroz hecho", detalló Parques Nacionales Naturales de Colombia.

El organismo hizo un llamado a las autoridades para que realice las investigaciones pertinentes para esclarecer el crimen de un guardián que "velaba día y noche por la conservación de la biodiversidad" de Colombia.

Dos días antes en El Cocuy, municipio cercano a Güicán de la Sierra, fue asesinado Libardo Arciniegas, tesorero de la Junta de Acción Comunal de la vereda (aldea) Pachacual Centro.

El gobernador de Boyacá, Ramiro Barragán, informó entonces que Arciniegas fue asesinado a tiros y convocó a un Consejo de Seguridad para garantizar que esa región "siga siendo territorio de paz".

Según la Misión de Observación Electoral (MOE) 18 líderes sociales o políticos y un dirigente comunal fueron asesinados en enero y subrayó que las regiones más afectadas siguen siendo los departamentos de Chocó y Cauca, en la costa del Pacífico.

En el primer mes del año, el observatorio del organismo contabilizó 55 hechos de violencia política en todo el país, 35 de ellos contra líderes sociales.

Por otra parte, la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció a comienzos de este mes en Ginebra que al menos 107 defensores de DD.HH. fueron asesinados en Colombia durante 2019.

(c) Agencia EFE