Asesinan a disparos a una madre y su hija en Santiago de Cuba

Agencia EFE
·3  min de lectura

La Habana, 7 nov (EFE).- Una madre y su hija murieron este sábado en la oriental Santiago de Cuba por disparos de un agresor identificado como el esposo y padre de las fallecidas, quien presuntamente las agredió en plena calle con un arma de fuego, un suceso raro en la isla, donde es ilegal portar armas.

El hecho tuvo lugar en una parada de autobús de la urbe, la segunda ciudad en importancia de Cuba, a las 08:00 hora local cuando el atacante se acercó a las víctimas "y extrajo un arma de fuego, disparándoles a ambas", informa una nota del Ministerio del Interior (Minint) del país caribeño.

Según el comunicado replicado en medios locales, una de las agredidas murió en el acto, mientras que la segunda lo hizo poco después de llegar al hospital.

"El autor de los hechos se dio a la fuga, por lo que de inmediato se desplegó en todo el lugar un dispositivo policial y unos minutos más tarde fue detenido cuando huía, ocupándosele el arma homicida", aseguró el Minint.

En la breve nota se confirma la identidad del detenido y su grado de parentesco con las fallecidas. "Un grupo ministerial multidisciplinario investiga los hechos", concluye el texto.

Las noticias de sucesos de este tipo son escasas en Cuba, un país con fuertes políticas contra las armas de fuego. La normativa policial limita a casos excepcionales su uso por parte de los agentes, los únicos a los que se les permite portarlas en público.

ACTIVISMO DESDE LAS REDES

En la isla, donde el feminicidio no está tipificado en el código penal y no existe la crónica roja, la toma de conciencia sobre los crímenes de género ha coincidido con un mayor acceso a las redes, donde se ha denunciado este crimen como uno más entre "un número que ya va pesando".

"Basta ya, exigimos una Ley que proteja a las mujeres de la violencia", escribe una usuaria en Facebook, una plataforma que ha ganado popularidad desde la activación de la internet móvil en la isla hace casi dos años.

Gracias a las denuncias en redes sociales y a un entramado cada vez mayor de voluntarios, los "crímenes pasionales" han pasado a ser definidos en Cuba como feminicidios y documentados como crímenes de género por activistas que se ocupan de llenar las lagunas que el Gobierno cubano aún no ha cubierto.

Sin embargo, el diario oficial Granma, descalificó en agosto pasado a la "mediatización del feminicidio" como "uno de los recursos más explotados por la maquinaria de medios digitales financiados por Estados Unidos para la guerra comunicacional dirigida hacia la sociedad cubana".

La Campaña Cubana por la No Violencia hacia Mujeres y Niñas, impulsada por el Centro Oscar Arnulfo Romero en alianza con instituciones oficialistas como la Federación de Mujeres Cubanas, también es una de las iniciativas del ciberespacio feminista cubano.

A inicios de 2020, unas 40 mujeres se dirigieron a la Asamblea Nacional para que incluyera en el cronograma de actualización legislativa una ley integral contra la violencia de género, cuya discusión podría abrirse antes de que acabe el plazo en 2028 para reformar las leyes cubanas y aprobar otras nuevas.

(c) Agencia EFE