Asesina a joven en Edomex; feminicida ya tenía ingreso a cárcel

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 1 (EL UNIVERSAL).-La cabeza de Erick u Omar, el presunto feminicida de Elideth, hoy vale 600 mil pesos, luego de que la Fiscalía mexiquense (FGJEM) autorizó una recompensa de 300 mil pesos, que se suma a otra emitida por su fuga de un penal en 2010.

Erick Hernández Camacho u Omar Santos Loera es el principal sospechoso del feminicidio de su pareja, Elideth Ríos Cabrera, a quien habría drogado y asfixiado dentro de un departamento de la Colonia Metropolitana el 22 de junio de 2020.

"A un año del feminicidio de mi hija no he visto respuesta de las autoridades para buscar a este asesino, no es difícil de encontrar, es una persona que cojea del pie izquierdo", narró el padre de Elideth, "les di pistas de donde andaba, pero la policía nunca me quiso acompañar que porque no había elementos suficientes y ya cuando dieron la orden de aprehensión, que no había orden de colaboración, porque él andaba en Iztapalapa".

Pese al señalamiento directo del padre y el antecedente de fuga –por la que en su momento también se emitió una recompensa de 300 mil pesos- la Fiscalía se tardó un año en autorizar el estímulo por información del sospechoso.

--Se fugó caminando de penal

El 6 de octubre de 2011, se fugó caminando del Reclusorio Oriente donde bajo el nombre de Erick Hernández Camacho, había sido condenado a 122 años por un triple homicidio en Iztapalapa, según la causa penal 163/10, pero sólo estuvo preso poco más de medio año.

Con ayuda de dos civiles, Erick/Omar tiñó su uniforme de reo, falsificó documentos y sellos para sortear los seis filtros de seguridad del penal, mientras un amigo creó "distracción" en las celdas.

Aunque la entonces Procuraduría capitalina inició la averiguación previa IZP8/T1/3170/11-10 para reaprehender a Erick/Omar, él vivía tranquilamente con Elideth Ríos Cabrera y su hijo de 10 años en la Colonia Metropolitana.

-De ladrón, homicida y prófugo a feminicida

A raíz de un balazo que sufrió en el pie derecho –en una supuesta venganza por un homicidio- Omar no trabajaba y era Elideth quien sufragaba los gastos de la casa, pese a ello, él no soportó la separación que ella le propuso y la asfixió en su propia recámara.

Ambos se conocieron cuando Elideth estudiaba Derecho, carrera que abandonó al embarazarse, ella siempre buscó salir adelante y se empleó como mesera en un restaurante en Insurgentes, donde ganaba lo suficiente para mantener a su hijo y a su pareja.

Incluso, le alcanzó para pagar las tres cirugías en el pie derecho de Omar, pero fue en la tercera intervención donde ella decidió que era momento de ponerle fin a la relación.

"En la tercera operación, mi hija dijo ‘ya lo voy a dejar, nada más se compone de la pierna, ya le pido que se vaya’. Creo que a mi hija le entró el veinte porque él no iba a hacer nada, siempre andaba en la calle, él le pidió tiempo y efectivamente se fue, pero antes de irse, la mató", narró el padre de Elideth.

Antes de escapar, la mañana del 22 de junio, Erick/Omar llamó por teléfono al padre de Elideth para confesarle el feminicidio y les encargó que cuidaran al pequeño.

El feminicidio puso al descubierto al homicida y prófugo, pues sus fotografías y su pasado comenzaron a circular en las redes sociales, acompañadas de las etiquetas #Feminicidio, #Asesino y #JusticiaParaElideth.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.