Los asentamientos israelíes equivalen a un crimen de guerra: experto en derechos de la ONU

·2  min de lectura
Foto de archivo. El experto Michael Lynk en una sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Suiza, marzo 18 de 2019. REUTERS/Denis Balibouse

Por Stephanie Nebehay

GINEBRA, 9 jul (Reuters) - Los asentamientos israelíes en Jerusalén oriental y Cisjordania constituyen un crimen de guerra, dijo el viernes un investigador de derechos humanos de la ONU, que pidió a los países que impongan un costo a Israel por su "ocupación ilegal".

Michael Lynk, relator especial de la ONU sobre derechos humanos en el territorio palestino ocupado, habló ante una sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, boicoteado por Israel que no reconoce su mandato ni coopera con él.

"Concluyo que los asentamientos israelíes constituyen un crimen de guerra", dijo Lynk.

Los asentamientos violan una prohibición absoluta de que una potencia ocupante transfiera parte de su población civil a un territorio ocupado, cumpliendo así con la definición de crimen de guerra del Estatuto de Roma que crea la Corte Penal Internacional (CPI), argumentó.

"El hallazgo que les presento obliga a la comunidad internacional (...) a dejar en claro a Israel que su ocupación ilegal, y su desafío al derecho internacional y la opinión internacional, pueden y ya no serán gratuitos", dijo Lynk al foro de derechos humanos de Ginebra.

Muchos países consideran los asentamientos como una violación del derecho internacional. Israel cita conexiones bíblicas e históricas con la tierra, así como necesidades de seguridad, para apoyarlos.

En una comunicado, Lynk dijo que los asentamientos israelíes eran "el motor de la ocupación israelí de 54 años, la más larga del mundo moderno". Ahora hay cerca de 300 asentamientos en Jerusalén Este y Cisjordania, con más de 680.000 colonos israelíes, dijo.

Estados Unidos, el aliado más cercano de Israel que tiene estatus de observador en el consejo, no estaba en la lista de oradores para el debate.

Lotte Knudsen, embajadora de la Unión Europea ante las Naciones Unidas en Ginebra, dijo que los asentamientos eran ilegales según el derecho internacional, haciéndose eco de la posición de la mayoría de los países.

"Acciones como traslados forzosos, desalojos, demoliciones y confiscación de viviendas solo intensificarán un ambiente ya de por sí tenso", añadió.

(Reporte de Stephanie Nebehay; Editado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.