Aseguran predio donde edificaban parque ecoturístico sin autorización

·2  min de lectura

TEOTIHUACÁN, Méx., mayo 31 (EL UNIVERSAL).- - La mañana de este lunes personal de la Fiscalía General de la República (FGR), apoyados con 300 elementos de la Guardia Nacional, aseguró un predio de siete hectáreas en Oztoyahualco, catalogada como Área B de restricción de la Zona Arqueológica de Teotihuacán en el que se edificaba un parque ecoturístico que no tenía autorización para llevarse a cabo.

La obra que tenía varios meses en desarrollo había provocado destrucción de vestigios arqueológicos en ese zona que se encuentra a menos de un kilómetro de distancia de Las Pirámides.

Cuando llegaron al sitio a hacer la diligencia los peritos y agentes del Ministerio Público de la FGR solo se encontraba en el sitio un hombre, aparentemente, que participaba en el proyecto privado que realiza la familia del exalcalde perredista de Teotihuacán, Rubén Monterrubio.

Los integrantes de la Guardia Nacional se apostaron alrededor del predio donde ya se levantó una barda perimetral para resguardarlo y evitar que ingresaran los trabajadores de la construcción que se opusieron la semana pasada a que personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realizará una inspección de la destrucción que han hecho en la zona.

El INAH inició un procedimiento penal por la realización de la obra que se lleva a cabo en una zona ejidal, pero que no cuenta con los permisos respectivos porque forma parte del Área B de restricción debido a los vestigios prehispánicos que ahí se encuentran.

Personal de la FGR colocó sellos de aseguramiento en las entradas al predio, así como cintas de plástico, por lo que los albañiles que laboran en el proyecto privado no podrán ingresar y menos continuar con la obra.

"Los daños son específicamente la parcela número 19 y la 23 catalogadas como zona B de restricción. En el sentido estricto ya no deben de estar trabajando y tienen que comparecer con la documentación correspondiente. Y si siguen trabajando se estarán haciendo las siguientes suspensiones y se seguirá con la integración de la denuncia por la afectación al patrimonio arqueológico de la nación", explicó la semana pasada el subdirector de Asuntos Penales de la Coordinación Nacional de Asuntos Jurídicos del INAH, Jesús Hernández Ramírez, cuando se presentaron al sitio al constatar la obra.