Asegura Alito que no lo someterán; PRI es aliado del INE, dice

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 19 (EL UNIVERSAL).- "Los priistas ante nada y ante nadie nos vamos a someter. Jamás apoyaremos iniciativa alguna que pretenda debilitar a nuestras autoridades electorales. Nuestro respaldo absoluto para el Instituto Nacional Electoral (INE) y para el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). En el PRI tienen a un aliado", afirmó Alejandro Moreno, líder del PRI.

En sesión solemne de instalación del CPN, y LXI Sesión Extraordinaria de esa instancia, en el auditorio "Plutarco Elías Calles" de la sede nacional del PRI, aseguró que los legisladores del partido votarán en contra de la iniciativa de reforma electoral del gobierno, y precisó que, además, "somos también un aliado confiable, firme y consecuente impulsor de la alianza hacia los partidos".

Pide poner primero a México

Expresó su reconocimiento a militantes y simpatizantes del PRI, PAN y PRD para dejar atrás las diferencias atávicas y poner primero a México.

El dirigente nacional dijo que "Va por México" contribuyó significativamente para arrebatarle la mayoría calificada al partido del Presidente, mayoría calificada que el grupo en el poder de entonces, entre los cuales estaban algunos de los actuales vociferantes internos, le entregaron tres años antes.

Argumentó que es más que evidente que la coalición "Va por México" ya ha dado resultados. "De haber fracasado, hoy ya no habría instituciones ni Estado de Derecho", expresó.

En el marco de la sesión del CPN, el Presidente Alejandro Moreno presentó un informe de su gestión. Al resaltar que "nos ha tocado impulsar al PRI en el momento más adverso de su historia", destacó que en un contexto de violación sistemática a las leyes electorales, de descarada compra de votos con dinero público, intervención ilegal del aparato burocrático y de la intromisión de las organizaciones criminales en elecciones, el PRI pasó de 100 Diputados Locales a más de 200, y de menos de 400 Ayuntamientos a más de 500.

Puntualizó que "los verdaderos priistas estamos llamados a consolidar el régimen democrático del que somos constructores y celosos guardianes. La pretensión de construir una nueva hegemonía política para que nos adoctrine y someta, deberá ser derrotada. Nuestro destino es el régimen democrático y de justicia social".

Aseveró que "hoy contamos con el estímulo de saber que el camino adoptado a favor de la alianza Va por México es el correcto. Pero nos falta librar aún nuevas batallas, que son ganar con claridad y contundencia las elecciones del Estado de México y en Coahuila en el 2023, así como en la presidencial del 2024. Está en juego el presente y el futuro de la nación".

Expuso que están "por un lado, un gobierno populista y autoritario. Por el nuestro, una alternativa democrática, que gobierne con la gente y ofrezca resultados, que apueste por los consensos, la conciliación y la rendición de cuentas".