La ASEAN apuesta por un plan de paz en Birmania a pesar de la falta de avances

Yakarta, 27 oct (EFE).- La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) sigue comprometida con el plan de paz acordado con la junta militar golpista de Birmania a pesar de las falta de avances, mientras algunos países del bloque condenaron este jueves la violencia contra civiles por parte de los militares.

Los ministros de Exteriores de ASEAN se reunieron hoy en Yakarta para tratar la profunda crisis en la que está sumida Birmania desde el golpe de Estado militar de febrero de 2021 y destacaron la falta de avances en una situación "crítica y frágil".

A pesar de ello, los miembros de ASEAN acordaron durante la reunión, a la que no estaba invitado el representante birmano, ayudar a lograr una solución pacífica para Birmania con "acciones concretas, prácticas y con límite de tiempo", según el comunicado emitido este jueves por Camboya, que ocupa este año la presidencia rotatoria del bloque.

Los mandatarios de ASEAN llegaron en abril de 2021 a un consenso con el líder de la junta militar birmana, Min Aung Hlaing, para la implementación de cinco puntos que incluía el "cese inmediato de la violencia" contra civiles, un diálogo inclusivo entre todas las partes implicadas o el envío de asistencia humanitaria, entre otros.

La ministra de Exteriores indonesia, Retno Marsudi, reveló tras la reunión que los miembros de ASEAN, conformada por Birmania y otros nueve países, expresaron su "preocupación y decepción" por la falta de "progreso significativo" para la implementación de los cinco puntos de consenso.

"En lugar de progreso, incluso se dijo que la situación se estaba deteriorando. El lenguaje utilizado por la Presidencia está 'deteriorándose y empeorando'. Y esto es un reflejo de lo que transmitieron los ministros de Exteriores de la ASEAN", afirmó Retno.

La ministra enfatizó que los actos de violencia por parte de los militares birmanos "deben cesar inmediatamente", al recordar el bombardeo aéreo realizado el domingo por aviones del Ejército contra un festival de música organizado por un grupo rebelde en el norte del país, que cobró la vida de decenas de personas.

"El ataque perpetrado por la junta militar de Birmania durante un concierto de música en Kachin debe ser condenado y es inaceptable", recalcó la canciller de Indonesia, uno de los miembros de ASEAN más firmes contra la escalada de la violencia en Birmania desde el golpe de febrero de 2021, que derrocó al Gobierno electo de Aung San Suu Kyi.

En esa misma línea se manifestó el ministro de Exteriores de Singapur, Vivian Balakrishnan, quien expresó en la reunión la "grave preocupación" de su país por la "alarmante situación en Birmania", en especial "por la pérdida de vidas a causa de los recientes ataques aéreos en el estado de Kachin".

"Es la hora de ASEAN tomar algunas decisiones difíciles para guiar nuestros próximos pasos en Birmania. Hemos discutido recomendaciones para que nuestros líderes las consideren en las cumbres en noviembre", señaló el ministro singapurense en su cuenta de Twitter.

ASEAN sostiene desde hace años una política de no interferencia en los asuntos soberanos de sus miembros, pero algunos países, como Indonesia, Singapur y Malasia, han defendido medidas más contundentes del bloque contra la junta birmana.

Desde el golpe militar, Birmania se encuentra sumida en una profunda crisis económica, política y social, que ha llevado a una feroz represión del Ejército, que se ha cobrado la vida de casi 2.400 civiles, según cifras de la Asociación para la Asistencia de los Presos Políticos.

(c) Agencia EFE