"Ase: Afro Frequencies": arte, tecnología y activismo en una exposición

Miami, 18 may (EFE).- "Ase: Afro Frequencies", la nueva experiencia multisensorial del laboratorio de arte digital Artechouse en Miami Beach, lleva al espectador al fondo de las raíces culturales, sociales e históricas de lo africano a través de la visión del artista visual e ilustrador surrealista Vince Fraser.

A finales de 2020 Artechouse presentó en Miami "Aqueous", una experiencia que invitaba a zambullirse en el azul para contrarrestar el estrés de la pandemia y seis meses después sorprende con una exposición que provoca sensaciones muy distintas y remite a otro tema de actualidad: el movimiento en favor de la igualdad racial.

No hay nada de la paz y la tranquilidad que quería transmitir "Aqueous" en "Ase: Afro Frequencies".

COMO UNA BEBIDA ENERGÉTICA

El resultado de la colaboración entre Fraser y Artechouse es como tomar un bebida energética.

Los colores y las formas cambiantes en las paredes de las salas, la cálida voz que recita mensajes de empoderamiento e identidad y la música de percusión incitan a la acción, no a la contemplación.

El nombre de Breona Taylor, una de las víctimas de la violencia policial cuya muerte desató las protestas del movimiento Black Lives Matter" (las vidas de los afromericanos importan), y la frase "I Can't Breath" (no puedo respirar), pronunciada por George Floyd cuando el policía blanco Derek Chauvin le apretaba el cuello con su rodilla, pueden leerse por detrás de la catarata de imágenes que cae sobre el espectador en "Ase: Afro Frequencies".

Cabezas de muñecos de raza negra, puños negros cerrados, máscaras de oro, cadenas de esclavos, piezas de maquinaria, alas de insectos, mujeres con los ojos vendados en sillas que cuelgan de un hilo, imágenes de caleidoscopio, carteles con palabras como "pasión", "resistencia", "persecución", "perseverancia" o "paz" aparecen y desaparecen de las paredes al ritmo de la música y las luces.

No hay un minuto de descanso en la primera parte de la inmersión en el mundo conceptual y estético de Fraser, quien es de origen jamaicano, reside en Londres y defiende que "el valor real del arte está en cómo ilumina los márgenes y conduce al cambio de la sociedad".

EL PODER DE LA MÁSCARA

En la planta superior el espectador puede descansar antes de sumergirse en otra gran sala de ritmo trepidante.

Una serie de pantallas interactivas dedicadas a deidades o miembros de la realeza africana permiten experimentar con el poder que dan las máscaras a quienes las llevan.

Solo con acercarse a la pantalla, que actúa como un espejo, la máscara se va construyendo sobre la imagen de la propia cara hasta hacerla irreconocible.

"La experiencia negra a menudo se examina a través de una lente que no es negra. Siento que es importante contar la historia desde mi perspectiva como un creativo de raza negra que crea puertas hacia conceptos más allá del ámbito de lo cotidiano", escribió Fraser para explicar esta exposición.

No es la primera vez que Fraser colabora con Artechouse.

En 2020, en pleno auge de las protestas en contra del racismo, surgió "We Rise Above" (Nos elevamos), un proyecto de realidad aumentada que a través de una aplicación telefónica permitía ver obras de Fraser erigiéndose sobre las plazas donde el movimiento Black Lives Matter se manifestaba.

La misma combinación de tecnología y surrealismo africano es lo que propone la exposición que debuta ahora en el local de Artechouse en Miami Beach y estará abierta hasta noviembre próximo.

Significativamente "Ase", la palabra de origen yoruba que se menciona en el título, significa "el poder de hacer que las cosas sucedan y de producir un cambio".

El título de la exposición también hace referencia a la idea de que cada concepto tiene sus propias frecuencias, longitudes de onda metafóricas con las que la gente puede sintonizar, dice un comunicado de presentación.

ARTE, TECNOLOGÍA Y CIENCIA

Con "Ase: Afro Frequencies", Artechouse emplea aplicaciones únicas de tecnologías audiovisuales e interactivas y técnicas de superación de límites para "transmitir las frecuencias de los conceptos centrales de Fraser al mundo, considerando un marco histórico pero reinventándolos en un nuevo contexto digital".

Artechouse es un laboratorio dedicado a la intersección del arte, la ciencia y la tecnología que abrió su primer local en 2017 en el barrio de Chelsea, en Manhattan (Nueva York), y cuenta también con otro centro de exposición en Washington, además del de Miami.

"Artechouse está allanando el camino para la innovación en la expresión artística y la narración de historias, y estamos encantados de apoyar y desarrollar las obras de algunos grandes artistas digitales y visuales como Vince Fraser con nuestras técnicas y capacidades tecnológicas del siglo XXI. A través de nuestro enfoque único, esta exhibición aborda cuestiones atemporales de identidad, poder y pertenencia de formas frescas e innovadoras ", seála Sandro Kereselidze, su fundador y director creativo.

Ana Mengotti

(c) Agencia EFE