Asamblea de la Resistencia Cubana conmemora el 11-J y lanza tres mensajes contundentes

·5  min de lectura

Este lunes 11 de julio se cumple un año de las protestas masivas que marcaron un hito en la historia de Cuba, con miles de personas en las calles manifestándose en contra del actual régimen. Ese 11 de julio de 2021 (11-J) marcó el inicio de un levantamiento público en la isla y para la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), que aglomera a organizaciones dentro y fuera del país, significó el inicio de una nueva era en la lucha contra la dictadura.

Como parte de la actividades en conmemoración de la fecha, la ARC realizó una conferencia de prensa en el Museo de Bahía de Cochinos y sede de la Brigada 2506, en La Pequeña Habana, donde participaron exiliados por el régimen, ex presas políticas, familiares de detenidos arbitrariamente, líderes de la oposición y funcionarios públicos como el alcalde de Miami Francis Suárez.

“En este país (Estados Unidos) tenemos libertad, comida, vivimos en paz, no tenemos miedo de que se van a llevar a nuestros hijos o esposos por sus ideas. Estamos aquí en solidaridad con Cuba pero deseamos poder hacer más”, dijo Suárez.

Rafael Montalvo, presidente de la Brigada, abrió el evento con un mensaje para las personas dentro de la isla: “Los apoyamos y nunca nos vamos a olvidar de ustedes, de todos los que se manifestaron por la libertad. Esa libertad se acerca, es inevitable y nadie lo va a parar”, dijo.

En la actividad se presentó un video con entrevistas a mujeres, madres, hermanas y esposas de hombres y jóvenes que fueron detenidos por protestar durante el 11-J. Muchos de ellos siguen en prisión bajo largas condenas de cárcel, como en el caso de José Luis García Hernández, quien se presentó con un cartel para exigir la liberación de su hermano Lorente Hernández y su esposa, quienes fueron detenidos tras las manifestaciones.

De acuerdo con Cubalex, una organización cubana de derechos humanos, a partir del 11-J más de 1 mil 400 personas fueron detenidas y más de 700 siguen privadas de libertad.

“Las manifestaciones no podrán ser sofocadas con disparos a quema ropa, ni exilios ni capturas”, dijo García Hernández.

En la conferencia se enviaron tres mensajes contundentes: esta no es solo una conmemoración del 11-J, es un recordatorio de que el levantamiento continúa y tiene el apoyo de los cubanos fuera de la isla, dijo Orlando Gutiérrez Boronat, líder de la ARC.

Orlando Gutiérrez Boronat, líder de la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), habla durante la conferencia de prensa en el Museo y Biblioteca de Bahía de Cochinos, sede de la Brigada 2506, este lunes 11 de julio de 2022 en La Pequeña Habana.
Orlando Gutiérrez Boronat, líder de la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC), habla durante la conferencia de prensa en el Museo y Biblioteca de Bahía de Cochinos, sede de la Brigada 2506, este lunes 11 de julio de 2022 en La Pequeña Habana.

El segundo mensaje fue dirigido al gobierno de los Estados Unidos, para que intervenga por el pueblo cubano, ya que según la ARC, la represión estaría siendo financiada con fondos de países democráticos como Canadá y la Unión Europea. Por último, Gutiérrez dijo que “hay una salida” para la situación y pidió a los funcionarios electos por la comunidad cubana que intensifiquen sus esfuerzos para que la crisis humanitaria llegue a su fin.

En otra de las actividades realizadas este lunes, la bandera cubana fue izada sobre la Alcaldía de Miami, en una ceremonia donde Johnny López de la Cruz, veterano de la Bahía de Cochinos, dijo que después del 11-J un movimiento importante surgió de las protestas.

“El 11 de julio se ha transformado en una resistencia civil popular contra la dictadura narcocomunista y el número de protestas va en aumento en esas calles”, dijo López de la Cruz.

En esta conmemoración también participaron los comisionados Joe Carollo y Manolo Reyes, quienes acompañaron al alcalde Francis Suárez en la ceremonia.

“Estamos llamando francamente no solo a los cubanos en la isla a continuar su lucha heroica sino, al presidente de los Estados Unidos y a este país que tiene los medios y el poder y la capacidad de tener una política coherente para ayudar a esos que están sufriendo en países como Cuba, Nicaragua, Venezuela, ojalá que no Colombia, potencialmente Brasil, Chile, Argentina y tantos otros en todo el mundo”, dijo Suárez.

Informe documenta violaciones a los derechos humanos

En este 11-J no solo los ciudadanos cubanos se hicieron eco de lo que pasa en la isla. La organización internacional Human Rights Watch (HRW) lanzó un informe en el que documenta que la respuesta masiva al levantamiento de julio de 2021 fue la violación sistemática de los derechos humanos, “con el aparente objetivo de castigar a los manifestantes y disuadir futuras protestas”, señala el documento.

En la investigación nombrada “Prisión o exilio: represión sistemática contra las protestas en Cuba”, HRW entrevistó a más de 170 personas ubicadas en Cuba, revisó documentos judiciales y corroboró imágenes de las protestas, para concluir que en la mayoría de casos los detenidos pasaron incomunicados durante días, semanas y a veces meses.

“Algunos fueron golpeados, obligados a hacer sentadillas desnudos o sometidos a maltratos, incluyendo privaciones del sueño y otros abusos, que en algunos casos constituyen torturas”, señala el informe.

Christina María Rodríguez Benton, vestida blanco, ondea una bandera durante una distribución de banderas cubanas en La Carreta de la Calle 40, este lunes 11 de julio de 2022. La Asamblea de la Resistencia Cubana realizó una serie de actividades para conmemorar el primer aniversario de las protestas masivas del 11 de julio en Cuba.
Christina María Rodríguez Benton, vestida blanco, ondea una bandera durante una distribución de banderas cubanas en La Carreta de la Calle 40, este lunes 11 de julio de 2022. La Asamblea de la Resistencia Cubana realizó una serie de actividades para conmemorar el primer aniversario de las protestas masivas del 11 de julio en Cuba.

En unos de los vídeos presentados en la conferencia de la Asamblea de la Resistencia Cubana se observa a una mujer exigiendo la liberación de su hijo y denunciando el funcionamiento del sistema de justicia: “Aquí por los medios legales no se puede”, sentenció. Esa afirmación es respaldada por los hallazgos de HRW.

Según la investigación, muchos manifestantes fueron juzgados en grupo sin representación legal, en audiencias a puerta cerrada, donde la mayor prueba fueron los testimonios de agentes de las fuerzas de seguridad. Otras decenas de personas fueron condenadas por sedición a penas de cárcel que van hasta los 25 años “por arrojar piedras en las protestas”.

Estas medidas estarían violando derechos protegidos por las leyes internacionales, dice Human Rights Watch, quien cita tratados como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención contra la Tortura.

Por último, HRW llama a los gobiernos de América Latina, Estados Unidos, Canadá y a la Unión Europea a condenar la represión contra los manifestantes y críticos del gobierno en Cuba.

Mientras tanto, el cierre de la conferencia dejó en el aire el sentir de los cubanos exiliados que conmemoraron el 11-J.

“Estamos mandando un mensaje claro, la lucha no ha cesado y quienes estamos en el exilio anhelamos la libertad de nuestra patria”, concluyó Manolo Reyes, comisionado del Distrito 4 de Miami y activista cívico.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.