Asamblea legislativa P.Rico avisa no aprobará legislación recorte pensiones

Agencia EFE

San Juan, 7 nov (EFEUSA).- El Senado de Puerto Rico ha aprobado por unanimidad una resolución concurrente de la Camara para expresar el rechazo de la Asambla Legislativa de la isla al Plan de Ajuste de la Junta de Supervision Fiscal (JSF) de recomendar al Tribunal Federal un recorte de ocho y medio por ciento a la cantidad que reciben los pensionados servidores públicos del Gobierno de Puerto Rico.


La medida también expresa que la Asamblea Legislativa no aprobará legislación que viabilice el referido Plan de Ajuste ni la reducción de los beneficios actuales de retiro que tienen los empleados públicos y autoriza a los Presidentes de Cámara y Senado a realizar todos los actos que entiendan necesarios para hacer valer el rechazo antes declarado.


"No claudicaremos en la lucha de Puerto Rico para vigilar para que los derechos de nuestros pensionados no sean trastocados", indican los autores de medida legislatibas.


La JSF "pretende dejar en manos de Laura Taylor Swain el futuro de unos 325.860 servidores públicos activos y jubilados, presentando un plan de ajustes del Gobierno Central bajo el Capítulo III de la Ley Federal PROMESA, incluyendo la reforma de las pensiones. Proponiendo así, un cambio en la fórmula con la cual se calculan las pensiones que se pagan en la actualidad, cuya nefasta consecuencia seria la disminución del ingreso de nuestros pensionados", señalan.


Una vez aprobada, copia de esta Resolución Concurrente será traducida al inglés y enviada al presidente de Estados Unidos, al liderato legislativo en el Congreso y a la Junta de Supervisión Fiscal.


La Cámara Alta aprobó además que se investigue sobre la contaminación de las playas y balnearios de Puerto Rico con el fin de requerir un plan de acción y corrección urgente que contribuyan a minimizar o eliminar esta situación.


La resolución, de la autoría del senador independentista, Juan Dalmau, ordena a la Comisión de Salud Ambiental y Recursos Naturales que preside Carlos Rodriguez, realice una investigación exhaustiva sobre este asunto y que rinda un informe en un periodo de 90 días con sus hallazgos, conclusiones y recomendaciones.


Según la medida, aunque regularmente el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) toma muestras sobre la calidad del agua en diferentes playas y balnearios de Puerto Rico, en un sinnúmero de ocasiones, algunas playas y balnearios se catalogan como no aptas para bañistas por tener altas concentraciones bacterianas de enterococos que exceden los niveles establecidos como aceptables.


Los trabajos de la sesión ordinaria se reanudará el próximo martes, 12 de noviembre del 2019.

(c) Agencia EFE