Al Asad aumenta un 50% el salario de funcionarios en medio de gran crisis

·2  min de lectura

Damasco, 11 jul (EFE).- El presidente sirio, Bachar al Asad, emitió hoy un decreto en el que aumenta un 50% los salarios de funcionarios y militares en medio de una las peores crisis económicas que atraviesa el país mientras aumenta el precio de productos básicos.

"Se aumenta el 50% de los sueldos para cada uno de los funcionarios civiles y militares de los ministerios, departamentos, instituciones públicas, así como las empresas y establecimientos del sector público", según un decreto emitido este domingo por la presidencia siria.

En el mismo decreto, Al Asad anunció que aumenta el salario mínimo "para las profesiones y los trabajadores de los sectores privado y mixto a 71.515 liras sirias mensuales", el equivalente a 56,85 dólares al mes en el cambio oficial o a 22,3 dólares en el actual mercado negro.

El dólar estadounidense cotiza hoy en unas 3.200 liras en el mercado negro, mientras que la tasa oficial es de 2.500 liras.

Asimismo, se hizo efectivo otro decreto en el que aumenta un 40% las pensiones de los funcionarios y militares.

Estas decisiones presidenciales se producen un día después de que el estado duplicara el precio del pan y el Ministerio de Comercio Interior anunciara el aumento en un 180% el precio del litro de combustible, de 180 liras sirias a 500 o el equivalente en el cambio oficial a 0.14 a 0,39 dólares, respectivamente.

El ministerio justificó esta decisión por "las injustas medidas económicas coercitivas occidentales impuestas al país y a los proveedores que se contratan para llevar los petroleros a los puertos sirios", en referencia a las distintas sanciones estadounidenses y europeas que pesan sobre Siria.

Sobre la situación económica actual en Siria, el profesor de Economía de la Universidad de Damasco, Ziad Arbash, aseguró a Efe que entre los más afectados en la actualidad está "la clase media", que representaba "dos tercios de la población en Siria antes de la guerra y que contribuía a la mayoría del porcentaje del ingreso nacional".

Siria sufre una de sus peores crisis económicas desde 2011 agravada por la mala situación que vive su vecino, el Líbano, así como por las sanciones contra el Gobierno sirio, emitidas por la Unión Europea y la última estadounidense, la llamada Ley César.

Según datos de la ONU, el 83% de los sirios vive por debajo del umbral de la pobreza; más de 11 millones de una población de algo más de 17 millones necesitan ayuda humanitaria; el 60 % no puede permitirse una comida al día y 6,2 millones están desplazados en el país, una cifra casi similar de refugiados sirios en otros países.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.