Al Asad y Abdalá II conversan telefónicamente por primera vez en 10 años

·2  min de lectura

Amán/El Cairo, 3 oct (EFE).- El presidente de Siria, Bashar al Asad, y el rey Abdalá II de Jordania mantuvieron hoy una conversación telefónica, el primer contacto directo entre ambos mandatarios desde que empezó el conflicto interno en Siria, hace 10 años, y que llevó al aislamiento del mandatario sirio por la mayoría de los países árabes, informaron desde ambos países.

"Su majestad el rey Abdalá II recibió una llamada telefónica del presidente sirio Bashar al Asad, en la que "se trataron las relaciones bilaterales y las maneras de fortalecer la cooperación", indicó la Casa Real jordana en un breve mensaje en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la agencia de noticias oficial siria, Sana, confirmó que Al Asad hizo una llamada al rey jordano "durante la cual se analizaron las relaciones bilaterales y el fortalecimiento de la cooperación conjunta en beneficio de los dos países y pueblos hermanos".

En las últimas semanas, Siria y Jordania han dado algunos pasos que apuntan a una normalización de sus relaciones tras una década en el que el presidente sirio ha sido marginado por los países vecinos, que, entre otras medidas, decidieron la suspensión de Siria de la Liga Árabe a raíz del conflicto interno iniciado en 2011 que derivó en una guerra civil.

A principios de septiembre, Jordania recibió la visita del ministro de Petróleo sirio, Bassam Tuma, la primera de un miembro del Ejecutivo de Damasco en una década, para discutir el transporte de electricidad desde Jordania hacia el Líbano pasando por territorio sirio.

Hace dos semanas, los principales mandos de los ejércitos de ambos países se reunieron en Amán para discutir sobre cooperación militar en la frontera y lucha contra el terrorismo y el pasado 28 de septiembre sus gobiernos acordaron la reanudación de vuelos de la aerolínea Royal Jordanian a la capital siria.

La conversación directa entre Abdalá II y Al Asad supone un nuevo paso, el más importante hasta ahora, en esta distensión entre los dos países.

Jordania no es el único país árabe que da indicios de relajar el aislamiento regional de Siria. En octubre de 2020, Omán reabrió su embajada en Damasco, e Irak se ha mostrado favorable a apoyar su reincorporación a la Liga Árabe.

Sana ha informado en los últimos días de que el ministro de Exteriores sirio, Faidal Miqdad, se reunió con su colega egipcio, Sameh Shoukri, en Nueva York durante la participación de ambos en la Asamblea General de Naciones Unidas en la primera reunión de este nivel entre ambos países en una década.

Y a su regreso a Siria, Miqdad aseguró en declaraciones reproducidas por esa agencia de noticias siria que había notado un "cambio" en la atmósfera política internacional hacia su país y "una disminución de las actitudes hostiles hacia Siria".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.