As de la rotación y contra el bate de aluminio, este cubano tiene retos que vencer para llegar a las Grandes Ligas

·3  min de lectura

Andy Rodríguez no entendió al principio por qué lo querían convertir en abridor. Ahora lo encuentra todo más claro y, especialmente útil. El lanzador cubano será el as de la rotación del equipo del Miami-Dade College, incorporando una nueva faceta a lo que solía hacer en Series Nacionales: cerrador.

Después de un partido de pretemporada ante St. Thomas University en el que lanzó cuatro entradas de un hit, permitiendo una carrera sin reglar boletos y con siete ponches, Rodríguez fue confirmado para trabajar este 28 de enero en los predios del Terry Park en la ciudad de Fort Myers frente la escuadra de Manatee-Sarasota.

Rodríguez fue parte del grupo que decidió tomar otro rumbo al finalizar el Preolímpico de Las Américas celebrado en el sur de la Florida en el verano del 2021 y del cual también se fugaran figuras como César Prieto, actualmente firmado por los Orioles de Baltimore, y el veterano Lázaro Blanco, quien se prepara para lanzar en otras ligas profesionales.

Lanzador de Industriales y de la selección nacional de Cuba, Rodríguez pidió asilo político al asentarse en Miami y se integró al equipo del Miami Dade College para la temporada que comenzará este viernes, guiado por Caros Pérez, de la empresa RI Total Sports.

¿Qué significa para ti ser el abridor del Día Inaugural de la temporada?

“Es algo muy bueno para mi carrera. Quiero darles gracias a los coaches, a Morgado, al profesor Morales. Representar al Miami-Dade College en el primer día de la temporada será algo muy bonito. Trataré de demostrar todo el talento que tengo’‘.

¿Cómo ubicarías este momento dentro de tantas experiencias en el béisbol?

“Es una experiencia más en mi carrera, algo que me servirá mucho para el futuro. Es algo muy motivante, llegar a Estados Unidos y que te seleccionen en una universidad y te den el chance de ser el abridor del primer día. Esto es algo que no tomo a la ligera. Intentaré darle la victoria al equipo’‘.

Tendrás de batería a un compatriota, Loidel Rodríguez.

“Eso es algo muy bueno. Todos los cubanos nos estamos apoyando unos a otros. Hemos tenido la suerte de jugar juntos en el equipo nacional Sub 23. Desde el primer día en que llegó aquí le dije que nos teníamos el uno para el otro. Como lanzador y receptor, nos teníamos que entender’‘.

En Junio es el Draft y te van a estar evaluando.

“No quiero demostrarle tanto a los scouts, sino especialmente a mí mismo que puedo ser mejor lanzador, que cada día puedo superarme un poco más cada día para llegar lejos. Pero claro que quiero firmar. Eso sería el momento más feliz de mi vida. Esperar esa llamada con mi familia’‘.

En tu caso corriste un riesgo al dejar un equipo, un contrato en Japón.

“Esa fue una e las cosas que me tenía pensando al momento de tomar la decisión de quedarme. Fue algo bueno y malo a la vez. No quería quedar mal con el equipo de Softbank, porque ellos me trataron bien, pero lo hice por mi futuro y el deseo de salir adelante’‘.

Llegas aquí y hay bate de aluminio, ¿cómo han sido los ajustes?

“Ese cambio de tomó de imprevisto. Eso me ha llevado a incrementar al menos dos lanzamientos más en mi repertorio, eso es algo que me va a ayudar mucho ahora que me pasaron al puesto de abridor. Al principio no quería ser abridor, porque solo había sido cerrador, pero ahora veo que me ayudará más para demostrar más mi talento. Voy a ser mejor lanzador. Sabré hacer las dos cosas’‘.

¿Sientes presión al estar en Miami delante de los cubanos?

“No, me gustan los juegos con mucho público. Por lo demás, siempre representaré lo que soy. Nací allí, allí aprendí mucho. Donde quiera que está seguiré siendo cubano’‘.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.