El arzobispo que casó a los duques de Sussex desmintió a Meghan Markle

·3  min de lectura
Las chances del hijo de Harry y Meghan de convertirse en rey
Las chances del hijo de Harry y Meghan de convertirse en rey

LONDRES.- A casi un mes de su publicación, la entrevista que el príncipe Harry y Meghan Markle brindaron a la estadounidense Oprah Winfrey sigue generando polémica y ahora además incluye a un religioso. Luego de que en ese mano a mano la duquesa de Sussex develara que pese a que la ceremonia y la fiesta tuvieron lugar el sábado 19 de mayo de 2018, ella y su esposo se habían casado antes, el arzobispo de Canterbury dijo que no fue así.

En una entrevista con el diario italiano La Repubblica, Justin Welby aseguró que tuvo “una serie de reuniones pastorales y privadas con el duque y la duquesa antes de la boda”, pero recalcó que “la boda legal fue el sábado”.

Alquileres: fin al decreto, cómo serán los nuevos contratos

“Firmé ese día el certificado de matrimonio, es un documento legal y habría cometido un delito grave si no lo hubiera celebrado ese día”, aseguró el religioso, quien agregó que él personalmente firmó el certificado de matrimonio. Luego indicó: “La boda legal fue el sábado y no voy a revelar lo que pasó en otras reuniones”.

Así sus declaraciones contradicen el testimonio de la exactriz, que en la entrevista con Winfrey para la televisión contó que ella y Harry intercambiaron votos en privado ante el arzobispo, jefe de la Iglesia de Inglaterra, antes del evento público.

“Tres días antes de nuestra boda, nos casamos”, contó. “Nadie lo sabe. Llamamos al arzobispo y le dijimos: ‘Ese será el espectáculo para el mundo, pero nosotros queremos un momento solo para nosotros dos’”, aseguró.

Tras conocerse esta noticia, los medios británicos publicaron una copia del certificado de matrimonio que muestra que la boda oficial se celebró en el Castillo de Windsor. Asimismo, el funcionario que redactó la licencia dijo que Meghan estaba confundida o mal informada y que la pareja quizás había intercambiado algunos votos simples ante el arzobispo.

Meghan Markle y Harry
Meghan Markle y Harry


Meghan Markle y Harry

Este último coletazo es uno de los muchos que causó esta charla entre la entrevistadora y la pareja real, que meses tras anunció su renuncia a las obligaciones de la corona del Reino Unido y desde entonces se muestra cada vez más distante de toda la familia real, encabezada por Isabel II.

En esa misma charla, Meghan contó que fue debió soportar comentarios racistas por parte de funcionarios de la corona, a la que ella identificó como “la institución”, que temían su primogénito, Archie, no fuera lo suficientemente blanco, dado que la duquesa es hija de una mujer negra.

Además brindó detalles sobre su relación con su cuñada, Kate Middleton, y develó una situación incómoda que vivió en la víspera de su boda: según relató, unos días antes Middleton estaba molesta por los vestidos de las niñas del cortejo y la “hizo llorar”.

“Realmente hirió mis sentimientos. Simplemente no tenía sentido con todo lo que sucedía en la boda, no ser solidario”, afirmó la exactriz.

Otro de los momentos fuertes de la entrevista fue cuando habló sobre su situación personal y de la depresión que sentía. “Ya no quería estar viva”, sostuvo y agregó: “Fue un pensamiento muy real, claro, aterrador y constante”.

Desde la corona, si bien se hicieron eco de las declaraciones, dijeron que iban a investigar todo lo dicho pero sin embargo descartaron posibles episodios de racismo. “No somos en absoluto una familia racista”, dijo el príncipe William, hermano de Harry y segundo en la línea de sucesión al trono.

El príncipe Harry, Meghan y la Reina Isabel
Archivo


El príncipe Harry, Meghan y la Reina Isabel (Archivo/)

Agencias AFP y Reuters