Artista Revelación de AP Daisy Edgar-Jones ayuda a conectar

LOUISE DIXON
·3  min de lectura

LONDRES (AP) — Cuando la actriz Daisy Edgar-Jones dejó su acento inglés por el melodioso tono irlandés de Marianne en “Normal People” (“Persona normal”), su estrellato alcanzó nuevas alturas.

Basada en la exitosa novela homónima de Sally Rooney, “Normal People” llegó a ser una de las series televisivas más grandes y comentadas de 2020, encantando a la audiencia con el evocador romance entre los personajes de Edgar-Jones y el debutante Paul Mescal, Marianne y Connell.

Al estrenarse en tiempos de confinamiento global, la actriz de 22 años dijo en broma en una entrevista que tuvieron una “audiencia cautiva” con mucho tiempo en sus manos. “Se prendió en fuego de un modo que no sé si lo hubiera hecho de no ser por las circunstancias”, dijo.

Pero más importante, “al ser tanto sobre una conexión humana y una relación entre dos personas”, la serie realmente tocó la fibra sensible de los espectadores, “cuando todos estábamos encerrados sin poder ver a nuestros amigos o familiares o seres queridos”, dijo.

Por haber dejado una marca importante en 2020, Edgar-Jones fue nombrada una Artista Revelación del Año de The Associated Press, junto con Finneas, Anya Taylor-Joy, Sarah Cooper y Yahya Abdul Mateen II.

Pese a su trabajo previo en la televisión y el Teatro Juvenil Nacional de Gran Bretaña, “Normal People” llevó a Edgar-Jones a su primera gran campaña de medios y el hecho de que fuera virtual hizo que la experiencia fuera “bastante encantadora y un poco extraña”.

“Es una manera muy íntima de conocer a alguien, cuando estás en tu propia habitación”, dijo.

También estaba el estrés de trabajar en solitario: “Trataba de peinarme y maquillarme yo sola y de lucir medio decente la mitad de las veces”.

Mescal no estaba en la misma sala durante las entrevistas y conferencias de prensa virtuales, pero Edgar-Jones dijo que realmente se apoyaron el uno al otro.

“Él respondía una pregunta y yo respondía la siguiente… de otro modo sería como ‘Dale tú’. ‘No, tú’, lo cual puede tomar años”, explicó.

Y entonces se preguntaba si lo había imaginado todo. “Cierras tu laptop y es sólo silencio en el cuarto”.

Incluso el que la reconocieran durante la pandemia le resultaba confuso a la actriz, quien salía de casa a diario a caminar.

“(No sé) si era porque no habían visto a ninguna otra persona en tres semanas o porque, ‘Oh, he estado viendo la serie y se parece a esa persona que aparece ahí’”, dijo.

El éxito se sintió más inmediato en casa, donde el teléfono sonaba constantemente y donde se sorprendía al enterarse de que celebridades eran fans de su programa.

Descubrir que Kourtney Kardashian era una de ellas fue para Edgar-Jones “un verdadero momento de esos en los que tienes que pellizcarte”. Otra Kardashian incluso tuvo una especie de cameo en la serie.

“Hay una escena en el último episodio donde jugamos ese juego en el que tienes nombres en notas Post-it y uno de ellos es Kim Kardashian. Así que fue muy gracioso que ella lo viera”.

Edgar-Jones se dijo “inmensamente orgullosa” de su coprotagonista, Mescal, quien ha sido elogiado por su cautivadora actuación. “Es realmente emocionante ver lo que esta serie hará por nosotros dos y reunirnos en unos años y decir, ‘bueno, comenzamos juntos’”, dijo.

Y la actriz ya tiene proyectos emocionantes en el horizonte. Acaba de terminar de filmar la segunda serie de “War of the Worlds” (“La guerra de los mundos”) en Cardiff, Gales, una versión contemporánea de la historia de H.G. Wells, y está “muy emocionada de volver a trabajar” en enero, cuando comenzará a rodar “Where the Crawdads Sing”.

Sobre asumir la presión de interpretar otro best-seller entrañable, bromea: “¿Por qué sigo haciéndome eso?”. Pero admite que es una gran admiradora de la novela de Delia Owens. “Es un libro tan hermoso”, dijo. “Me siento sumamente afortunada”.

Y en cuanto al 2021, espera que la experiencia de 2020 “nos impulse a los estruendosos años 20 y nos haga realmente apreciar la vida y salir y divertirnos”.