Este artista pinta con café y té y sus cuadros son alucinantes

Para la mayoría de la gente el café, el té, los dátiles o el hibisco son simplemente alimentos con los que elaborar infusiones o condimentar platos, pero Mutaz al-Fateh ve en estos productos algo más. Y es que este artista sudanés de 39 años los emplea para fabricar colores con los que después pinta sus cuadros.

Fateh lleva años fabricando sus recetas especiales para crear su pintura única y demostrar que se puede hacer arte con casi cualquier cosa. Obtiene pigmentos de azul, púrpura y rojo de las hojas de hibisco, tonos de marrón, beige y dorado de los posos del café y tonos de negro y gris de las semillas de dátiles, entre otros colores.

Sus cuadros representan la vida cotidiana de la gente de su país o dibujan formas abstractas que hacen pensar al espectador. El hombre asegura que su forma de extraer colores para hacer pintura es una buena manera de que los aspirantes a artistas de Sudán reduzcan el coste de los materiales.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.