Este artista crea esculturas alucinantes en las puntas de los lápices

Solo necesita un lápiz, un microscopio y unas pequeñas herramientas para tallar y la imaginación se desborda. Ibrahim Bilal, un joven artista de la localidad egipcia de Rosetta, es capaz de hacer esculturas fantásticas en un espacio tan reducido como la punta de un lápiz.

Su inspiración vino tras ver a un taiwanés que se dedicaba a lo mismo y tras un arduo proceso de aprendizaje ya es capaz de hacer unas creaciones que requieren de muchísima precisión y concentración.

Como es lógico, los protagonistas de estas obras de Ibrahim son personajes del Antiguo Egipto, como faraones y reinas y su talento y habilidad han despertado muchísimo éxito en las redes sociales.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.