Artesanos de El Oro rescatan técnicas antiguas

·1  min de lectura

EL ORO, Méx., julio 3 (EL UNIVERSAL).- En el norte del territorio mexiquense se encuentra el Pueblo Mágico de El Oro, donde se localiza el taller de la familia Castillo Pérez, que trabaja la mezcla de arcilla y otros materiales para dar vida a sus productos artesanales, como vajillas, jarrones, licoreras, piezas de cerámica de alta temperatura.

"El proceso que usamos en el taller es antiguo, mezclamos la arcilla, cobalto y otros materiales para la elaboración de cerámica en alta temperatura. Le damos formas dependiendo lo que se vaya hacer, pasa por un decorado y finaliza con la cohesión en el horno que dura nueve horas a mil 230 grados de temperatura", comentó Christian Castillo, maestro artesano.

En el taller familiar realizan vajillas de diferentes tipos, compuestas por cuantas piezas solicite el cliente, jarrones, licoreras, platones y botellas, entre otros objetos. Su principal destino es el uso doméstico, aunque también lo son en las celebraciones especiales.

Además, expresó sentirse orgulloso de aprender el oficio porque mucha gente valora su trabajo.

"Para mí ser artesano es algo bonito porque hay mucha gente que valora el trabajo y me dice son piezas únicas, además de ser bonitas las piezas, nos llevamos la impresión de que sí les agrada nuestra labor", añadió el artesano.

Reconoció el apoyo que le ha brindado el Instituto de Investigación y Fomento de las Artesanías del Estado de México (IIFAEM), en la comercialización de sus productos en las Tiendas de Artesanías Casart, así como en las plataformas digitales, ya que es un escaparate para ganar nuevos mercados.

El Estado de México, dijo, es privilegiado por la abundante producción artesanal, especialmente la que corresponde a la rama de alfarería, de la cual se deriva la cerámica de alta temperatura.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.