Artesana triqui denuncia discriminación por parte la policía en CDMX

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 7 (EL UNIVERSAL).- El pasado 28 de octubre, una artesana triqui originaria de Oaxaca fue abordada por un elemento de la policía capitalina, quien le dijo que no podía acceder al museo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), esto debido a que su indumentaria le hizo creer que se trataba de una vendedora informal, según se observa en un video que circula en redes sociales.

Ante ello, Yatahli Rosas, como se identifica en Twitter, acusa en esta plataforma de discriminación, y en sus publicaciones explica que se dirigía junto a otra persona a la ceremonia de premiación del Concurso Gran Premio Nacional de Arte Popular 2022, donde iba a recibir un reconocimiento por una de sus obras.

"Nos ordenó dirigirnos a otra calle, ya que asumió que nos dirigíamos a la plancha del Zócalo Capitalino "a vender", es decir, nos consideró vendedoras ambulantes".

Según cuenta, al principio no entendía por qué le habían bloqueado el paso, o por qué el guardia quería revisarles una bolsa que llevaban, pero luego comprendió que por su indumentaria tradicional la habrían asociado con otras mujeres triquis que sobreviven a través del comercio informal en la Ciudad de México.

Por lo anterior, en el video explica al elemento de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) que se dirigía a un evento de la Secretaría de Cultura, con lo que le es otorgado el paso; sin embargo, la mujer y su acompañante se niegan a avanzar hasta haber realizado un reporte y muestran al policía su invitación a la entrega de premios.

Finalmente, el policía les ofrece una disculpa, aunque la mujer triqui afirma que: "La verdad sí me faltaron al respeto".

Ante la situación, Yatahli ha recibido respuestas de varios internautas, así como de la Unidad de Contacto de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, que le indicó la dirección y números de contacto en los que puede recibir atención.

De igual modo, otros usuarios de Twitter manifestaron su apoyo hacia esta mujer, así como a quienes sobreviven a través de la venta informal.

"Estamos tan mal acostumbrados al maltrato que tratamos de ver "lo bueno" cuando lo que debemos EXIGIR es que se cumplan las leyes de forma correcta y evitar estos atropellos a toda costa," y "muchas personas con indumentarias originarias se dedican a la venta de sus artesanías de forma irregular, hay que darles un espacio, donde puedan vender sus cosas libremente", son algunos ejemplos.

Aunque otros señalaron que el policía mostró amabilidad, además de que al final se disculpó y le cedió el paso.

"Entiendo la indignación y la discriminación, sin embargo hay que denotar que el policía no se portó grosero y se disculpó; sé que no es mucho, pero es joven y tiene que aprender".