Arte en Santa María la Ribera

*La galería Llaca T138 se ubica en dicho histórico barrio de la Ciudad de México, en tal espacio se exponen obras de Andy Warhol, ícono del Pop Art, al lado de piezas de Aceves Navarro, Tàpies y Nissen, entre otros

Por Juan Carlos Castellanos C.

México, 30 de septiembre (Notimex).— Jugar con el acervo propio y dar nueva vida a cada pieza a partir del concepto del “lenguaje como un virus”, ideado por el estadunidense William S. Burroughs (1914-1997), estratega de la Generación Beat, es la pretensión de la exposición Habla mi lenguaje inaugurada durante la semana anterior en la galería Llaca T131.

      Laos Salazar, curador y asistente de dirección de Llaca T138, explicó en entrevista a Notimex que Burroughs postula en su libro La revolución electrónica (1970) que el lenguaje es un virus, no un aprendizaje, una entidad que se va traspasando y contagiando. “Bajo esa premisa pensamos que el lenguaje visual también es un virus”, anotó Salazar.

      El especialista subrayó que la exposición “es experimental a partir de ese concepto tan abstracto y extraño”, y para hacerlo obvio se seleccionaron más de 40 piezas diversas entre sí, que tienen en común justamente la idea del “intercambio artístico”, que muchos llaman inspiración, pero él llama contagio; "un artista no es el mismo después de ver obras de otro autor", dijo.

      En consecuencia, a lo largo del recorrido por la exposición, el público se encuentra con que hay varias obras que juegan con la palabra y el gesto caligráfico. Andy Warhol, Edmundo Aquino, Jean-Denis Cruchet, Magali Lara, Brian Nissen, Gabriel Macotela, Rodolfo Nieto, Leonel Góngora, Santiago Rebolledo y Ricardo Rocha, son algunos autores que exponen su obra.

      Participan además Esteban Sola, Antoni Tàpies, Daniel Zelaya, Raúl Herrera, Gilberto Aceves Navarro, Carlos Aguirre Pangburn, Daniel Argimon, Ana Checchi, José Luis Cuevas, Paulina Jaimes, Ulises Ascencio, Daniel Lezama, Beatriz Zamora y Jordi Boldó; diferentes técnicas, corrientes, épocas y formas de crear arte.

      Por la diversidad de autores modernos y contemporáneos, jóvenes y consagrados, “la exposición deja ver que ni la temporalidad ni la persona, sino el arte y la cultura visual, es algo que se propaga”, subrayó Salazar, al charlar minutos antes de inaugurar la muestra junto con Mario Llaca, director de la galería.

      Llaca T131 posee un acervo variado en técnicas y autores, mixtas sobre tela, litografías, óleos sobre tela, monotipo sobre tela, monotipo al óleo sobre papel, grabados, mixta y collage sobre madera, tinta sobre papel, collage y tinta sobre tela, acrílico sobre tela, pastel sobre papel, tinta y acuarela sobre papel, escultura, carboncillo sobre papel y escultura.

 

Descentralizar la cultura; arte para todos

“Es importante descentralizar la cultura, y no me refiero solo a llevar esos bienes al interior del país, sino descentralizarlos dentro de la enorme Ciudad de México. La galería Llaca T131 es un espacio que se dedica a hablar del arte contemporáneo y moderno de México y el mundo, con la idea de llevarlo al mayor número de personas”, manifestó el curador.

      Aseguró que la colonia Santa María la Ribera —en la alcaldía Cuauhtémoc— vive en la actualidad un boom cultural, que entre otras cosas se advierte por la apertura de espacios dedicados a la creación y difusión de diversas manifestaciones artísticas, y en este sentido, a dos años de inaugurada, Llaca T131 ya está consolidando su presencia allí.

      Laos Salazar expresó que abrir la galería en esa colonia popular “no fue con el espíritu de llevar arte adonde no hay”, pues la Santa María la Ribera tiene una añeja tradición en la materia, tan grande como su importancia en el devenir de la Ciudad de México desde los albores del siglo XX. “Lo que sí nos interesa es que la gente nos visite y aprecie grandes obras de arte”, sostuvo.

      En su opinión, hay personas que creen que por ser una galería comercial no pueden entrar a ella o que el acceso tiene un costo, y más aún, que adquirir una obra de arte cuesta siempre una millonada de pesos. “Todo mundo es bienvenido y la entrada es gratuita. Estamos en un barrio cultural y las galerías ayudan a hacerlo evidente”, añadió.

      Precisó que el acervo de la galería tiene su parte sustancial en la colección integrada por casi mil piezas —986— entre esculturas, obra gráfica y pintura, que en 2017 Mario Llaca compró a la cantante de blues, Betsy Pecanins (1954-2016), hija de la célebre galerista Ana María Pecanins, así como piezas comisionadas y de otros artistas.

      Así, reiteró que la galería está abierta para todo artista latinoamericano cuya propuesta es contemporánea y fresca, sin ser nada más arte ornamental, sino de contenido intelectual e interesante. Habla mi lenguaje permanecerá exhibida hasta el 10 de noviembre y se puede visitar de martes a domingo, de 10:00 a 20:00 horas.

NTX/JCC/AGO/MBS