El arte de Andrés Cardona reta los límites de la realidad y la fantasía en Orlando

Ingrid Cotto, Orlando Sentinel
·4  min de lectura

Su talento ha creado desde murales gigantescos hasta la ambientación de videos musicales para artistas como J-Balvin. Ahora, Andrés Cardona está dejando su huella en Orlando con pinturas que retan el límite entre la realidad y la fantasía.

El pintor colombiano es la mano tras impresionantes obras que transforman espacios vacios en hoteles de Florida Central en escenas de películas como Star Wars y Frozen y recreaciones de pinturas de “los grandes” como la Capilla Sixtina de Miguel Ángel.

Pero aunque su arte ha llegado hasta las manos del Papa Francisco —a quien obsequió una pintura de Nuestra Señora de la Candelaria— sus comienzos de dieron en las calles de Medellín, su ciudad natal.

“Comenzamos copiando los grandes artistas en Colombia a hacer reproducciones de los posters (pancartas) de cine [en pinturas a gran escala]. Eso fue una escuela para mí”, relató Cardona, recordando su adolescencia en la década de los 90.

“Prácticamente comencé lavando pinceles y me fui metiendo poco a poco... Salía del colegio y me iba directamente hacia allá y estaba toda la tarde [en el taller]. Me montaba en los andamios con ellos y así poniendo la brochita y les sigo colaborando y poco a poco, poco a poco”, detalló Cardona.

Su devoción y años de dedicación figuran en videos del cantante colombiano J Balvin incluyendo Ginza y Mi Gente, que incluyen trasfondos (backgrounds) de la productora 36 grados creados por Cardona, según datos del artista gráfico.

La brocha fue su primera compañera de arte y la herramienta a la que le es fiel incluso cuando modernizó su técnica con la pistola de aire (airbrush). “Incursioné en la aerografía y me casé con ella porque me parece excelente. Sin embargo, después de que termino una obra hago ciertos tratamientos, pues, con un pincel para darle incluso más realismo”, detalló Cardona, mostrando la brocha de metal que lanza finas capas de pintura.

El resultado es una imagen tan real que pareciera una foto digital, pero conserva el alma y la delicadeza de una pintura clásica que desafía tu percepción, mientras intentas descifrar lo que ven tus ojos.

Con la precisión de un cirujano, Cardona balancea pinceladas a propulsión de aire comprimido que le ha permitido crear imágenes en canvas, láminas de metal o sobre una pared durante una trayectoria profesional de 30 años.

En agosto del 2019 se trasladó a Florida como parte del equipo de Epic Consultants que provee servicios de arte a Lusso D´ Arte Theming. Inicialmente llegó a Miami junto a su esposa e hijo mediante una visa de”talento excepcional”. Posteriormente la familia se trasladó a Orlando.

Desde entonces ha dejado su huella en íconos de la Ciudad Bella como el Dr. Phillips Center for the Performing Arts donde colaboró en la realización de una pared de más de 7,800 pies cuadrados de estuco veneciano.

Su trabajo junto a esta compañía también le ha abierto las puertas a hoteles y casas vacacionales de lujo donde transforma habitaciones en mundos de fantasía que incluyen artículos de escenografía. “Las camas se convierten en máquinas espaciales. Es algo muy bonito”, detalló sobre uno de sus proyectos.

No obstante, reconoció que la realidad de trasladarse a un nuevo país y enfrentar la pandemia por la COVID-19 seis meses más tarde representó un reto. “El cambio ha sido tremendo. La parte psicológica para todos ha sido muy estresante”, indicó Cardona.

El arte y el calor familiar se convirtieron en su refugio. “Me encanta lo que hago entonces cada vez que salgo en la mañana para el trabajo yo me concentro y me dejo llevar”, reaccionó Cardona.

Añadió que pese a los golpes de la crisis de salud, la industria del arte temático contempla un panorama favorable para el futuro. “Lo que vemos en esta ciudad es que están construyendo de una manera impresionante. Todos los días resultan proyectos, grandes proyectos”, aseveró Cardona.

Aunque lleva 30 años de trayectoria, reconoció con el mismo entusiasmo que le falta mucho por hacer. “Lo que siempre uno aspira es que la gente mire y entre como en una cierta película que nos va llevando a un tipo de entretenimiento y vean algo que sea recreativo y que la gente sueñe, ya que pienso que hacemos a la gente más feliz con el arte”, concluyó Cardona.

*Ingrid Cotto es reportera de El Sentinel Orlando. Para contactar a la reportera escribe a icotto@orlandosentinel.com