Arrugas, flacidez y sexo en la madurez: Kate Winslet destapa discriminación contra la mujer real

·7  min de lectura
La actriz británica Kate Winslet interpreta a Mare Sheehan una policía agobiada y desaliñada en la serie de HBO The Mare of Easttown, en la que también participa como productora ejecutiva. (Imagen captura de pantalla HBO)
La actriz británica Kate Winslet interpreta a Mare Sheehan, una policía agobiada y desaliñada en la serie de HBO The Mare of Easttown, en la que también participa como productora ejecutiva. (Imagen captura de pantalla HBO)

Kate Winslet alborotó el avispero de nuevo y logró algo impensable: dar visibilidad a las menospreciadas mujeres de edad media.

Y hablo con conocimiento de causa. Soy casi 6 años mayor que Winslet y tampoco he sido flaca nunca.

Así que me pareció muy refrescante cuando en 1998 apareció desnuda y con vestidos de época que resaltaban todas sus curvas en una superproducción hollywoodense como Titanic. Aunque en ese momento, las súper delgadas Angelina Jolie o Nicole Kidman personificaban el ideal de belleza del momento, el extraordinario talento y el temple de aquella joven actriz inglesa se impusieron a la ola de críticas por sus redondeces.

¿Pero cuál fue el último atrevimiento de Winslet que tiene a todo el mundo de cabeza? Pues impedir que el director de su último trabajo The Mare of Easttown disimulara digitalmente sus arrugas y su barriga en una escena de sexo.

La reacción de la prensa especializada fue inmediata.

El crítico cinematográfico Tomàs Delclós de El País en Cataluña primero calificó a la serie como “una filigrana de orfebre trabajada con un microscopio que su creador Brad Ingelsby maneja con inteligencia y sentimiento”. Y luego dijo que la actuación de Winslet fue excepcional, “..una actriz que no esconde la madurez ni la disfraza con maquillaje”.

Unos días después, la periodista Nuria Labari preguntó en la versión en castellano de ese mismo diario “Por qué nos gusta más Kate Winslet gorda y vieja que de musa del ‘Titanic’" y se armó la hecatombe.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Labari intentó criticar mediante la ironía el sexismo y la discriminación de la industria del espectáculo estadounidense pero no todos entendieron su sarcasmo.

“Pero ¿cuál es la edad máxima para un actor de éxito? Diez menos de los que tenga. ¿Y para una actriz? Qué pregunta más tonta. Ellas no tienen edad: ellas son mitos, no tienen derecho a envejecer ni a vivir. Entonces ¿Qué demonios hace Kate Winslet pidiendo que le respeten las patas de gallo? ¿Acaso no le parece suficiente con su barriga? ¿Es que no sabe Kate Winslet quién es y lo que representa? ¿Le gustaría a alguien conocer a Marilyn Monroe de vieja? Kate debería saber que una auténtica diva preferiría la muerte. Por eso Kate es una gran decepción para la industria americana”, escribió la periodista española que reveló tener tres años menos que Winslet en su cuenta de Twitter.

La publicación Contrainformación fustigó a Labari y dijo que en vez de desmontar prejuicios, lo que hizo fue caer en estereotipos. “Nos preguntamos qué necesidad tiene un periódico millonario como El País de generar contenidos para obtener ingresos publicitarios usando titulares de maneras sensacionalistas. Las redes, sabias transmisoras de opinión popular, lo tienen claro: «Ya recuerdo por qué dejé de leer El País»”.

NEW YORK, NY - SEPTEMBER 26:  Actress Kate Winslet attends the special screening of 'The Mountain Between Us' at Time Inc. Screening Room on September 26, 2017 in New York City.  (Photo by Daniel Zuchnik/Getty Images)
Kate Winslet siempre ha defendido la belleza natural y desde que tiene poder en la industria del entretenimiento impide que se retoquen sus fotografías. En una oportunidad retocaron su rostro de manera digital y dijo: “No tengo ese aspecto. Y, sobre todo, no lo quiero”. (Photo by Daniel Zuchnik/Getty Images)

El diario El Mundo no perdió la oportunidad de unirse a la polémica y rebatió titulando: Kate Winslet, ni vieja ni gorda: planta cara a Hollywood y prohíbe que le retoquen arrugas y michelines.

En su artículo, el periodista Luis Fernando Romo recordó el acoso que sufrió Winslet por su peso en un negocio que alimenta alcanzar el mito de la perfección.

Romo cree que el secreto para evolucionar en el cine y la televisión es el amor propio. “Es por ello que L'Oréal Paris le acaba de nombrar su portavoz a nivel mundial para transmitir la idea de que las mujeres han de creer en sí mismas”.

A mi juicio, la perspectiva más interesante sobre la conmoción por la barriga de Winslet la aportó la periodista británica Gaby Hinsliff, a quien le preocupa la atención mediática causada por una mujer cuarentona desnuda. Aunque acotó que la fascinación por el estómago flácido de Winslet le parece más saludable que la imagen falseada de la reunión de Friends transmitida recientemente, “en la que las tres estrellas lucían apenas un día más viejas que cuando el programa se emitió por primera vez a mediados de los 90”.

Comprende que esas actrices se vieran obligadas a congelar el tiempo y mantenerse tonificadas hasta bien entrados los 50 años para mantener sus trabajos. “¿Mujeres de mediana edad, esperando que la gente pague realmente por mirarlas, con sus arrugas y sus mechones grises y su secreta flacidez? Uff, qué repugnante. A continuación, querrán que la gente escuche lo que dicen”, ironizó.

BEVERLY HILLS, CA - JANUARY 18:  Actor Leonardo DiCaprio (L) arrives with co-star Kate Winslet for the 55th Annual Golden Globe Awards at the Beverly Hilton 18 January  in Beverly Hills, CA.  DiCaprio is nominated for Best Actor in the drama category for his role in
Leonardo DiCaprio y Kate Winslet asistieron juntos a la entrega de los Premios Golden Globe Golden de 1998. Ambos recibieron nominaciones por mejor actor y mejor actriz. (Photo credit should read HAL GARB/AFP via Getty Images)

Hinsliff escribió que por alentador que sea ver a alguien envejecer naturalmente en la pantalla por una vez, cree que muchas mujeres ni se dieron cuenta ni les importó lo que había debajo de la camiseta de Winslet cuando se la quitó. Lo que importaba era cómo se veía la vida de su personaje, no su cuerpo: “desordenada, difícil, pero más rica y profunda de alguna manera de lo que podría haber sido a los 20”.

Para ella lo que impulsa a las mujeres a teñirse el pelo o esconder los sofocos de la menopausia no es la vanidad o el miedo a volverse invisibles ante la mirada masculina. El terror es a el “duro y frío precio económico” que hay que pagar cuando la sociedad te considera demasiado vieja para aprender cosas nuevas.

Y ese peligro aparece cuando la vida profesional de las mujeres vuelve a encarrilarse luego de los complicados años de la maternidad.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Esta no es la primera vez, y seguramente no será la última, en que Winslet asume una posición firme ante lo que considera injusticias hacia los más vulnerables.

Lleva años denunciado las practicas del “body shaming”, la discriminación y los estereotipos de Hollywood ante la comunidad homosexual, el acoso escolar que sufrió cuando era una adolescente.

El año pasado, se entrevistó sin maquillaje y con el cabello recién lavado con la periodista Julie Miller de Vanity Fair para promocionar el estreno de su película Ammonite en el Festival de Cine de Toronto. De hecho, confesó que le hablaba en pijamas porque no entraba en ninguno de sus pantalones.

Dijo que aún está por verse el impacto a largo plazo que tendrá la pandemia en los gastos exorbitantes de los estudios cinematográficos para la promoción de sus películas, pero agradeció no tener que usar zapatos y vestidos elegantes.

“Siempre ha sido tan desconcertante para mí: el alboroto y el dinero desperdiciado que podría destinarse mejor a hacer películas más independientes, para comenzar, o construir aulas…”

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y sobre el personaje de la paleontóloga Mary Anning asumió la misma postura que con la oficial de policía Mare Sheehan en la serie original de HBO.

“Físicamente, con mi propio cuerpo, estaba decidida a permitir que se vieran las diferencias de mí yo femenino, y no a taparlas con maquillaje u ocultarlas. No habría sido correcto para Mary. Y tampoco hubiera honrado la edad que tengo ahora y esos cambios. No creo que las películas muestren eso lo suficiente”.

Aplaudo de pie a Winslet por aprovechar su notoriedad para decir en voz alta lo que muchas mujeres maduras pensamos sobre nuestras vidas y nuestros cuerpos.

Historias que también te gustarán:

(Video) Selena Gómez se sincera sobre sus dificultades para salir de gira

El final de 'Mare of Easttown' es de los mejores vistos en los últimos años

Gillian Anderson recuerda la pesadilla vivida tras el final de 'Expediente X'

Así será la nueva serie del gurú que convierte en éxito todo lo que toca

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.