La arriesgada operación en la que le sacaron una granada del pecho a un soldado ucraniano sin que explotara

Una radiografía muestra lo cerca que se econtraba la granada del corazón del soldado ucraniano
Una radiografía muestra lo cerca que se econtraba la granada del corazón del soldado ucraniano

Tic. Tac. El tiempo nunca valió tanto para Andriy Verba, el cirujano militar que, increíblemente, sacó una granada de fabricación rusa que quedó alojada en el pecho de un soldado ucraniano de 28 años.

Se trataba de una granada de cuatro centímetros de diámetro y 275 gramos que, comúnmente, explotan unos 20 segundos después de ser lanzadas.

El cirujano Andriy Verba muestra la granada después de la operación.
El cirujano Andriy Verba muestra la granada después de la operación.

El gobierno ucraniano describió la escena como un “susto afortunado”. El resultado de la delicada operación fue dado a conocer por la viceministra de Defensa, Hanna Maliar, quien publicó en redes sociales que “no todas las heridas en la zona del corazón son letales”.

Agregó que la granada fue extraída bajo la supervisión de dos militares expertos en explosivos para tratar de asegurar la seguridad de los médicos y dar indicaciones para evitar que fuera detonada.

Durante la operación no se pudo utilizar la electrocoagulación, procedimiento común en las cirugías del corazón para evitar que el paciente sufra una hemorragia, por temor a que la corriente eléctrica pudiera detonar la granada.

“Su condición es estable”, informó Anton Gerashchenko, asesor del ministerio de Asuntos Internos. “Creo que este será un caso del que quedará en los libros de texto de la medicina”, agregó.

20 segundos

Este tipo de granadas de tipo VOG, desarrolladas en la Unión Soviética en la década de 1960, se pueden utilizar en varios tipos de lanzagranadas y llegan a tener un alcance de hasta 400 metros.

Normalmente son granadas que explotan unos 20 segundos después de ser lanzadas. Según las fuerzas ucranianas, han sido utilizadas desde el inicio del conflicto en el este del país en 2014.

Lo que más impresiona a los analistas es cómo la granada permaneció sin detonar pese a mantenerse explosiva durante y después de la operación hasta que fue desactivada por los especialistas

La identidad del paciente no ha sido revelada y solo se conoce que nació en 1994.

“Su condición es estable”, informó Anton Gerashchenko, asesor del ministerio de Asuntos Internos. “Creo que este será un caso del que quedará en los libros de texto de la medicina”, agregó.