Arrestan por “blasfemia” a la influencer iraní comparada con Angelina Jolie

Fari Rafa
Contributor

Una influencer de 22 años fue arrestada en Irán bajo cargos relacionados con las más de 50 cirugías plásticas a las que presuntamente se sometió para lucir como la actriz estadounidense Angelina Jolie.

Mujeres guardias caminan por un corredor en la prisión Evin de Teherán el 13 de junio de 2006, tras una manifestación a favor de los derechos de las mujeres (AP)

Sahar Tabar, conocida por muchos de sus seguidores como la “novia cadáver” o la “chica zombi”, alcanzó gran notoriedad en Instagram después de alterar drásticamente su apariencia no solo con cirugías, sino también con maquillaje profesional y Photoshop.

La controvertida imagen de la joven, que fue noticia en Estados Unidos a finales de 2017, molestó a las autoridades de Irán, que ahora la acusan de “blasfemia” e “incitación a la violencia”.

Según reportó el sábado la agencia de noticias semioficial Tasnim, la joven fue detenida por orden del tribunal de orientación de Teherán, que se ocupa de “delitos culturales y corrupción social y moral”.

Entre los cargos que enfrenta también se encuentran los de generar “ingresos por medios inapropiados”, “incumplir el código de vestimenta nacional” y “alentar a los jóvenes a la corrupción”.

A través de su cuenta en Instagram, Tabar ha compartido imágenes del proceso de recuperación de sus intervenciones quirúrgicas, así como de su rostro modificado con maquillaje para parecer más demacrada y escuálida.

La mayoría de las fotos también han sido editadas en gran medida para asemejarse más a la estrella de Hollywood Angelina Jolie. En algunas, se la puede ver con un hijab holgado sobre el cabello y una venda blanca en la nariz.

Según la AFP, los vendajes necesarios después de las operaciones de nariz son vistos muy a menudo en las calles de Teherán, ya que la cirugía estética es muy popular en la república islámica, donde cada año se realizan decenas de miles de operaciones.

Después de las acusaciones, la cuenta de Tabar desapareció de Instagram, el único servicio importante de redes sociales accesible en Irán. Otras plataformas, como Facebook, Twitter y el servicio de mensajería Telegram, están oficialmente prohibidas.

En 2018, Tabar se vio obligada a defenderse de las críticas y aseguró en una entrevista con la agencia rusa Sputnik que no buscaba parecerse a nadie.

“Nunca pensé en parecerme a Jolie. Y tampoco quiero parecerme al personaje de dibujos animados ‘La novia cadáver’”, dijo entonces.

La joven afirmó que, al publicar una foto, su intención es solamente hacer que su cara “se vea más divertida y graciosa”. “Es una forma de autoexpresión, una especie de arte. Mis fans saben que esta no es mi cara real (…) yo misma soy mi musa y parecerme a alguien no es mi objetivo”, añadió.

Tabar aprovechó para desmentir los rumores sobre sus 50 cirugías plásticas y explicó que solo se realizó unas cuantas y que su imagen era resultado exclusivo del Photoshop y del maquillaje.

“Me he operado la nariz, me he aumentado los labios y también me hice una liposucción. No veo nada terrible en las operaciones. Muchas personas se hacen este tipo de procedimientos en todo el planeta”.