Arrestan a siete policías por desaparición de familia en Acatic

·2  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., abril 5 (EL UNIVERSAL).- Por la desaparición de una familia que regresaba de vacaciones de la Ciudad de México, siete policías del municipio de Acatic fueron detenidos la noche de este domingo, informó la Fiscalía de Jalisco.

El fiscal del estado, Gerardo Octavio Solís Gómez, indicó que desde el 25 de marzo se recibió la denuncia sobre la desaparición de las cinco personas, entre ellas dos menores; explicó que la familia viajaba por carretera, por lo que se empezó a rastrear la zona por donde pudo pasar el auto.

"Hemos estado trabajando con el Ejército y en el transcurso de las investigaciones se obtuvieron datos que hacen muy probable la participación de algunos policías de la comisaría de Acatic en la desaparición de las personas, en razón de eso se centraron las investigaciones en esta localidad", señaló el fiscal.

Indicó que tras documentar los hechos se obtuvieron ocho órdenes de aprehensión por desaparición forzada de personas, de las que ya fueron cumplidas siete.

Presente en el operativo desplegado en Acatic, el fiscal indicó que son más de 200 personas las que están trabajando en la región, haciendo recorridos por brechas y comunidades apartadas para tratar de localizar a las personas desaparecidas.

Descartan robo como móvil

Respecto al posible móvil, el fiscal señaló que hasta ahora se descarta un robo: "hay una carpeta de investigación que se inició días antes de la desaparición de estas personas en relación a un sujeto que fue agredido con arma de fuego cuatro días antes en la ciudad de Guadalajara y esta persona tiene una relación laboral muy directa con dos de las personas desaparecidas, entonces es muy probable que los hechos estén relacionados", indicó el fiscal.

Las personas desaparecidas son Jimena Romo Jiménez, de 24 años; su esposo Julio Alberto Villaseñor Cabrera, de 35 años; la hija de ambos Julia Isabella, de año y medio; Virginia Villaseñor Cabrera, hermana de Julio, y el hijo de ésta, Iker, de 9 años. Todos viajaban en una camioneta Mazda 2019 de color blanco.