Arrestan a policía de Los Ángeles como sospechoso de robar auto de un lote

Agencia EFE
·2  min de lectura

Los Ángeles, 10 nov (EFE News).- Un oficial del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) fue arrestado por presuntamente robar un vehículo de un lote de autos usados en la ciudad de Orange el año pasado, informaron las autoridades este martes.

El oficial Matthew Calleros, de 45 años, fue arrestado el lunes y registrado bajo sospecha de robo de auto y posesión de un vehículo robado, informó el Departamento de Policía de Orange en su cuenta de Twitter.

La Policía de Orange dijo que los investigadores encontraron una pista que les llevó a identificar a Calleros como sospechoso en el robo del vehículo el 25 de octubre de 2019 en una concesionaria de autos usados.

Los detectives están trabajando con el LAPD y el fiscal de distrito del condado de Orange, y la investigación está en curso.

Calleros, un oficial veterano de la División Hollenbeck del LAPD, fue arrestado la noche de este lunes.

En un comunicado emitido este martes, el LAPD dijo que se enteró de una investigación criminal que estaba llevando a cabo el Departamento de Policía de la Ciudad de Orange que involucraba al oficial Matthew Calleros. "Estamos cooperando plenamente con el Departamento de Policía de Orange y también hemos iniciado nuestra propia investigación”, añadió.

El LAPD resaltó que el oficial Calleros ha sido enviado a casa y sus poderes de oficial del orden público suspendidos en espera del resultado de ambas investigaciones.

Este no sería el único caso de robo del que se acusa a oficiales de policía de Los Ángeles en los últimos meses. En septiembre pasado el oficial del LAPD Luis Alfredo Mota, de 46 años, fue acusado por un cargo grave de robo en segundo grado y un cargo menor por hurto.

Según la acusación de la Fiscalía, Mota estaba de servicio y ayudaba a cumplir una orden de registro en un almacén en el centro de Los Ángeles, donde al parecer había un cultivo de marihuana ilegal, cuando supuestamente robó dinero de la mochila de una empleada el 27 de enero pasado.

El crimen se habría descubierto después de que la trabajadora notó que faltaba dinero en su mochila personal.

(c) Agencia EFE