Arrestan a padres de Broward tras la muerte de un niño de 1 año por fentanilo, dicen detectives

Los padres de un niño de un año fueron arrestados el lunes después que una larga investigación reveló que su hijo murió el año pasado de una intoxicación letal de drogas, que incluyó fentanilo, según detectives de Broward.

Wendy Previl, de 30 años, de Pompano Beach y Shaneka Dean, de 33 años, de Deerfield Beach enfrentan cada uno un cargo de homicidio con agravantes de un niño, muestran los registros de la cárcel del condado.

Previl, el padre, también está acusado de posesión de fentanilo.

Mientras que Dean salió en libertad bajo fianza poco después de su arresto, Previl permanecía en la cárcel el lunes por la tarde.

Según los detectives, alrededor de las 3 p.m. del 24 de septiembre, agentes de la Policía de Broward acudieron a 218 SW 3 St. en Deerfield Beach en respuesta a una emergencia médica. Al llegar a la casa, descubrieron que Zaire Cenatus, de un año, tenía “problemas médicos”. Fue trasladado a un hospital, donde murió poco después, según la Policía.

La Oficina del Médico Forense de Broward determinó que el niño tenía niveles extremadamente altos de fentanilo en el cuerpo, dijo el portavoz de la Policía de Broward, Carey Codd, al Miami Herald. En la casa se encontró fentanilo, dijo.

“No está claro cuándo o cómo [el niño] ingirió la droga letal”, dijo Codd. “En algún momento ocurrió, con trágicas consecuencias”.

Los investigadores determinaron que Previl vendía y distribuía el estupefaciente y que Dean tenía conocimiento de ello.

“Los peligros del fentanilo son bien conocidos”, dijo Codd. “Incluso una cantidad ínfima de esta droga puede tener consecuencias mortales, como vimos en este caso”.