Arrestan en Dubái a presunto capo de la mafia napolitana

·2  min de lectura
La foto sin fecha distribuida por la policía criminal italiana muestra al presunto capo del narco de la Camorra napolitana Raffaele Imperiale, arrestado en Dubái, informó la policía de Nápoles el jueves 19 de agosto de 2021. (Policía italiana via AP)

ROMA (AP) — Uno de los hombres más buscados de Italia, un presunto traficante de cocaína sospechoso de haber comprado en el mercado negro dos cuadros de Van Gogh robados, fue arrestado en Dubái, dijo la policía de Nápoles el jueves.

Raffaele Imperiale, un presunto capo de la mafia napolitana Camorra, fue arrestado el 5 de agosto, informaron la policía estatal italiana y el cuerpo de delitos financieros en un comunicado conjunto.

Imperiale, de 46 años, permanece preso en Emiratos Árabes Unidos mientras el Ministerio de Justicia italiano gestiona su extradición.

Las autoridades italianas lo buscaban desde 2016 por presunto lavado de dinero y narcotráfico internacional como parte de la actividad mafiosa, dijo el ministerio del Interior. Se lo consideraba uno de los prófugos más peligrosos.

“Pudo construir una red imponente de tráfico internacional de drogas, de cocaína en particular”, dijo la policía. Según la policía, se inició como “agente internacional” del narcotráfico a principios de siglo y sus lazos con clanes poderosos de la Camorra le permitieron sobrevivir a varias guerras entre mafiosos napolitanos,

En 2016 se hallaron dos cuadros de van Gogh robados de un museo en Ámsterdam en 2002 ocultos en una propiedad de Imperiale en su pueblo natal de Castellamare di Stabia, cerca de Nápoles.

“La riqueza que acumuló ilícitamente le permitió comprar en el mercado negro dos pinturas de van Gogh de valor incalculable”, dijo la policía. Estos son “Vista del mar en Scheveningen”, de 1882, y “Congregación saliendo de la Iglesia Reformada en Nuenen”, de 1884-1885, robados del Museo van Gogh de Ámsterdam.

La policía los encontró envueltos en tela de algodón, dentro de una caja oculta detrás de la pared de un baño.

La policía destacó que Imperiale, en una entrevista este año con el diario napolitano Il Mattino, negó todo vínculo con el robo y dijo que compró los cuadros porque es un amante del arte.

“Se las compré directamente al ladrón porque el precio era atractivo. Pero sobre todo porque amo el arte”, dijo Imperiale al diario. No ocultó que vivía en Dubái desde hacía varios años.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.