“No me arrepiento”: conozca al desarrollador de criptografía que gastó $3.7 mil millones en Bitcoin en pizza

·3  min de lectura
 (Getty/iStock)
(Getty/iStock)

Es la entrega de pizza que pasará a la historia de la criptodivisa.

Cuando Jeremy Sturdivant se encontró con una petición en un foro de criptomonedas en línea para enviar dos pizzas grandes al programador informático Laszlo Hanyecz en mayo de 2010, no lo dudó.

Y al enviar a Hanyecz las pizzas de queso y suprema de Papa John’s, Sturdivant, que entonces era un estudiante de 19 años en California, se hizo con 41 dólares de la incipiente moneda digital.

Se considera la primera transacción de Bitcoin en el mundo real.

Y, sorprendentemente, a lo largo de 2010, Hanyecz, que ahora tiene 39 años, calcula que gastó 100,000 Bitcoin, el equivalente actual a 3,700 millones de dólares, sólo en pizzas.

Y hasta el martes, esos 10,000 Bitcoins que pagó a Sturdivant habrían tenido un valor impresionante de 378.7 millones de dólares.

Leer más: Dogecoin: el perro japonés que se convirtió en el rostro de una sensación cripto

“No tenía ni idea de lo enorme que iba a ser”, dijo el Sturdivant, que no se quedó con los Bitcoin, sino que los gastó rápidamente en viajes.

Y añadió que estaba “orgulloso de haber participado” en el “fenómeno global” en que se ha convertido el Bitcoin.

“Si lo hubiera tratado como una inversión, podría haber aguantado un poco más”, admitió Sturdivant en 2018.

“Nunca habría pensado que el mismo número de bitcoin tendría un poder adquisitivo del orden de los bienes inmuebles”.

Todo comenzó cuando Hanyecz publicó en bitcointalk.org, el 18 de mayo de 2010, el pedido de un almuerzo de pizza para él y sus hijos.

“Pagaré 10,000 bitcoins por un par de pizzas, como dos grandes para que me quede algo para el día siguiente. Me gusta tener restos de pizza para picar más tarde”, escribió.

“Puedes hacer la pizza tú mismo y llevarla a mi casa o pedirla a un lugar de entrega, pero lo que pretendo es que me entreguen comida a cambio de bitcoins en la que no tenga que pedirla o prepararla yo mismo, algo así como pedir un “plato de desayuno” en un hotel o algo así, ¡sólo te traen algo para comer y eres feliz!”.

“Me gustan las cosas como la cebolla, los pimientos, la salchicha, los champiñones, los tomates, el pepperoni, etc. Sólo cosas normales, sin aderezos raros de pescado ni nada de eso. También me gustan las pizzas de queso normales que pueden ser más baratas de preparar o de adquirir”.

“Si estás interesado por favor házmelo saber y podemos llegar a un acuerdo”.

El Bitcoin se lanzó en 2009 y no alcanzaría una relación de uno a uno con el dólar estadounidense hasta 2011, y la transacción ha pasado a inspirar una celebración anual del Día de la Pizza Bitcoin cada mayo.

“Quería hacer lo de la pizza porque para mí era pizza gratis”, dijo a Bitcoin Magazine en 2019.

“Me dieron pizza por contribuir a un proyecto de código abierto. Por lo general, los pasatiempos son un sumidero de tiempo y dinero, y en este caso, mi pasatiempo me compró la cena.”

Y le dijo a Coin Telegraph que estaba feliz de haber jugado un papel en el desarrollo del mundo real de Bitcoin.

“Creo que es genial haber podido formar parte de la historia temprana de Bitcoin de esa manera”, comentó.

“Me gustaría pensar que lo que hice ayudó. Pero creo que si no hubiera sido yo, habría llegado otro”.

Relacionados

La minería de Bitcoin está ayudando a Irán a evitar las sanciones de Estados Unidos, dice estudio

Una isla del Caribe podría ser la primera comunidad de usuarios de Bitcoin del mundo

Tom Brady agrega ojos láser de bitcoin a su perfil de Twitter

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.