Miles de manifestantes se movilizan en Varsovia contra decisión antiaborto

Agencia EFE
·4  min de lectura

Varsovia, 28 oct (EFE).- Miles de personas salieron este miércoles a las calles de Varsovia para protestar contra diferentes decisiones adoptadas o apoyadas por el Gobierno polaco, la principal de ellas la decisión del Tribunal Constitucional de limitar el aborto.

Es lo que hizo que principalmente mujeres, aunque no solo ellas, se movilizaran en numerosas protestas para pedir cambios en la legislación y mostrar su rechazo al partido en el poder, el ultranacionalista Ley y Justicia (PiS por sus siglas en polaco).

El eslogan principal de las protestas hoy fue "to jest wojna" (esto es la guerra) y muchas mujeres que protestaron en las calles de la capital polaca mostraron unidad por encima de edades y simpatías políticas.

Hasta el 22 de octubre en Polonia se podía abortar por tres motivos: violación, peligro para la vida de la madre y malformaciones del feto, pero el Tribunal Constitucional eliminó el último supuesto, el motivo del 98 % de los abortos legales que se practican en el país.

Se estima oficialmente que son aproximadamente mil los abortos que se practican de manera legal, aunque grupos feministas señalan que las cifras reales oscilan entre los 80.000 y los 120.000 casos anuales.

LAS MUJERES TOMAN LAS CALLES DE LA CAPITAL

Durante la mañana los actos de protesta, que siguen a los convocados desde la semana pasada en todo el país, fueron numerosos, pero con escasa participación.

Por la tarde la situación cambió y miles de manifestantes inundaron las calles: protestaron delante del Parlamento y en otros lugares, como la iglesia de la Cruz Santa en la parte vieja de la ciudad.

En este lugar se pudieron escuchar lemas en contra del gobierno y también los rezos que provenían de la iglesia, protegida por policías y simpatizantes nacionalistas.

Como símbolo de las protestas los manifestantes exhibieron un rayo pintado de rojo y una percha: el primero representa la protesta femenina, mientras que la percha hace alusión al utensilio con el que hace años de manera rudimentaria se solían practicar abortos clandestinos.

Hubo también múltiples mensajes feministas, algunos muy coloquiales, como uno muy extendido, y que parece haber adquirido vida propia en las protestas, que se expresa con ocho asteriscos para evitar escribir todas las letras que en polaco corresponden a la expresión "joder al PiS" y que no sea censurado.

Son mensajes muy sencillos que calan en la gente joven, como Natalka y Klara, dos manifestantes de solo 13 años que se manifiestan, dicen a Efe, "por nuestro futuro, que nadie nos lo prohíba".

"Es nuestro cuerpo y nosotras decidimos", aseguran. Kasia de 26 años, protestando delante del Parlamento, va más allá y dice que los manifestantes piden "el derecho de aborto libre".

Pero las mujeres no parecen estar solas y Jan, de 30 años, opina que "no es solo una protesta de las mujeres, la protesta pasa a otros grupos. Yo estoy para apoyar a mi mujer, a mi madre, a mis amigas", agrega a Efe.

PONER EN DUDA A LA IGLESIA CATÓLICA

La protesta ha conseguido algo que hasta ahora no se había vivido en Polonia, y es poner en duda a la Iglesia católica y sus templos.

Durante la protesta de este miércoles los templos fueron protegidos por policías y grupos de extrema derecha. Al paso de los manifestantes desde las iglesias se rezaba por megáfono, en otro momento se oían llamamientos de "Satán, vete de aquí" y en otros se invitaba a los manifestantes a rezar.

Los que protestaban contestaban llamando a unirse a la protesta o respondiendo de la misma manera, "Satán, vete de aquí”, pero también había gritos recordando a la Iglesia católica los casos de pederastia.

Las manifestaciones solo acaban de empezar, como subrayaba una de las líderes feministas, Klementyna Suchanow, quien declaró: "estamos en todas las redes sociales, esperamos vuestros mensajes. Decidnos qué pensáis y qué queréis, queremos saber vuestros deseos", en referencia a ir creando una agenda que movilice cada vez a más personas.

Pero al mismo tiempo Suchanow hacía un llamamiento a la precaución, ya que "hoy ya en las calles habrá gendarmería. Por eso no entréis en provocaciones. Manteneros juntos, intercambiaros los números de teléfono, aseguraros que todos llegan a sus casas".

Aludía al despliegue de ese cuerpo policial, ordenado por las autoridades en el contexto de la subida exponencial de casos de covid-19, aunque las protestas discurrieron finalmente sin incidentes violentos ni prácticamente detenidos.

Las protestas de este miércoles preceden a las que el viernes están de nuevo convocadas en la capital y que se espera eleven en cierto modo el nivel de la oposición en las calles a decisiones del Gobierno que cristalizaron en la sentencia del Constitucional de hace unos días.

Pablo González

(c) Agencia EFE