Arrancan precampañas en la CDMX sin actos proselitistas

·2  min de lectura

Salvador Corona y Héctor Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- No se pueden hacer actos de proselitismo por ahora, dijo ayer la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, ante el inicio de las precampañas electorales en la capital del país.

Llamó a precandidatos y precandidatas a realizar actividades creativas ante la pandemia y el semáforo rojo en la Ciudad, ya que hay un alto nivel de contagios de Covid-19.

"Conserven todas las medidas sanitarias y generen actividades creativas mediante redes sociales y otras acciones que no requieran que las personas se junten para hacer actos proselitistas", expuso.

Por separado, al arrancar el periodo de precampañas de cara al próximo año, el presidente del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), Mario Velázquez Miranda, notificó a los aspirantes las restricciones en la jornada, entre las que destaca la cancelación de candidaturas cuando incurran en violencia política en razón de género.

Para ello, en sesión pública virtual, el Consejo General del IECM aprobó que, de conformidad con los artículos 284 y 285 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales (Coipe) de la Ciudad de México, tanto los partidos políticos como los precandidatos deberán cumplir con diversas medidas.

Destaca el no realizar actos anticipados de precampaña o campaña, ni solicitar o recibir recursos en dinero o en especie, de personas no autorizadas por la norma en la materia; abstenerse de omitir en los informes respectivos los recursos recibidos, en dinero o en especie, destinados a su precampaña o campaña.

Exceder el tope de gastos de precampaña o campaña; utilizar para fines personales los recursos recabados al amparo de actos proselitistas; hacer uso de la infraestructura pública; fijar su propaganda en contravención a lo establecido en el código; utilizar en su propaganda símbolos, distintivos, emblemas o figuras con motivo religioso.

Lo mismo que utilizar expresiones verbales o escritos que calumnien a las personas, discriminen o constituyan actos de violencia política contra las mujeres en razón de género, que injurien a las autoridades, a los demás partidos políticos o personas precandidatas, o que tiendan a incitar a la violencia y al desorden público.

Les recordaron a los aspirantes no recibir apoyos en dinero o en especie de servidores públicos; usar recursos e instalaciones públicas para promover su intención de obtener la candidatura a un cargo.

Así como fijar y distribuir propaganda al interior de oficinas, edificios y locales ocupados por los órganos de gobierno y los poderes públicos y contratar tiempos de radio y televisión.