Arrancan nueva gestión en Ixhuatán con demolición de palacio dañado

·1  min de lectura

JUCHITÁN, Oax., enero 2 (EL UNIVERSAL).- Con la demolición del palacio municipal de San Francisco Ixhuatán, dañado por los sismos del 7 de septiembre del 2017, el edil Felipe López Matus arrancó su gestión, marcando la misma con los trabajos de derrumbamiento del edificio.

Con una ceremonia en el domo municipal, las nuevas autoridades que ganaron por vía independiente, acompañadas por una banda de música, arrancaron con el proyecto de derribo gradual del palacio municipal.

Este inmueble tiene una antigüedad de 95 años, ya que se construyó en 1925, recibiendo a lo largo de los años varias remodelaciones; en 1946, por ejemplo, fue dañado por otros sismos, así como en 1982 y 1988.

En la ceremonia se informó que el palacio municipal tiene daños estructurales en columnas, trabes y muros.

El proyecto para contar de nuevo con un palacio municipal consta de tres etapas: demolición, proyecto ejecutivo y construcción.

Se detalló que se arranca sin recursos públicos, pero que el alcalde comenzará con las gestiones ante las autoridades correspondientes, además de pedir a los ciudadanos que participen en el proyecto tal y como se realizó durante su construcción en los años 20, a través de la cooperación voluntaria de ciudadanos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.