Arranca el juicio por corrupción contra el expresidente mauritano Abdel Aziz

Nuakchot, 25 ene (EFE).- El juicio al expresidente mauritano Mohamed Ould Abdel Aziz por corrupción, el primero de estas características en la historia del país africano, comenzó este miércoles en Nuakchot bajo estrictas medidas de seguridad, según pudo saber EFE de una fuente judicial en el lugar.

En los alrededores de la sede del tribunal de la capital mauritana, situado en el corazón de la ciudad, se impusieron condiciones de seguridad especialmente estrictas y en la zona se concentraron muchos simpatizantes del acusado y curiosos.

El acceso al palacio de justicia está limitado al mínimo y los admitidos a entrar, incluidos los periodistas, están obligados a dejar fuera sus teléfonos y cualquier equipo de equipo para tomar imágenes.

Agentes de policía recogieron anoche en su casa a Abdel Aziz y lo trasladaron a un lugar desconocido y seguro, donde pasó la noche.

Se le acusa de mala gestión, enriquecimiento ilícito y blanqueo de dinero, entre otros delitos, durante su mandato (2008–2019), unos cargos que él niega achacándolos a motivos políticos.

Esta es la primera vez en la historia del país que un ex jefe de Estado es juzgado por hechos cometidos durante su mandato presidencial.

El exmandatario cuestiona la legalidad de este juicio y de todo el procedimiento judicial al que fue sometido, que comenzó con una investigación parlamentaria en diciembre de 2019.

Durante el procedimiento de investigación, con el que se negó a colaborar, la justicia mauritana confiscó bienes por valor de 41.000 millones de ouguiyas (casi 100 millones de euros).

El expresidente denuncia un juicio puramente político destinado a impedirle ejercer sus derechos civiles, incluido en particular el intento de volver a la primera línea política.

En este juicio también están implicados una decena de familiares de Abdel Aziz y excolaboradores, incluidos dos exprimeros ministros.

(c) Agencia EFE