Arrancó Convención Republicana con denuncias sobre el déficit de Obama

Más destacado

Se suponía que ayer iba a comenzar con bombos y platillos el primero de los cuatro días de actividades de este clásico espectáculo de la política partidaria norteamericana, pero la inminente llegada del temible huracán Isaac redujo la inauguración a una breve ceremonia simbólica.

Con la ausencia de gran número de participantes debido a la tormenta, el presidente del Comité Nacional Republicano Reince Preibus abrió la ceremonia de un minuto de duración y luego se levantó la sesión hasta el martes.

Preibus activó dos relojes diseñados para resaltar "la imprudencia fiscal" de la administración Obama. Uno mostraba la cifra de 15,9 billones de dólares de la deuda nacional de los Estados Unidos y el otro reactivaba el reloj desde cero para mostrar la cantidad de deuda que se acumula durante los cuatro días de la convención.

"El primer reloj hará comprender la magnitud real del problema, mientras que este segundo reloj tratará de convencer a la nación de lo mucho que gasta nuestro gobierno en el lapso de sólo cuatro días", dijo Preibus en un comunicado.

Según el guión original, tras este acto empezaría una sucesión de discursos de figuras estelares del partido, pero estos fueron reprogramados a causa de los desmanes climáticos. Funcionarios del Partido Republicano se encargaron de detallar las agendas para las noches de hoy y el miércoles durante la convención que culminará el jueves con el discurso de aceptación de Romney, después de una presentación por la estrella hispana del partido Marco Rubio, el senador por Florida de origen cubano.

Ann Romney, esposa del candidato, será hoy la encargada del primer discurso importante ante el foro de militantes en el Tampa Bay Times Forum, durante el que resaltará las cualidades del millonario ex gobernador de Massachusetts, quien promete encarrilar a los Estados Unidos por la senda de la recuperación económica.

El mormón Romney necesita un impulso mediático con esta convención eclipsada por Isaac, luego de sortear varias polémicas en las últimas semanas tras la designación de su compañero de fórmula Paul Ryan, favorito del movimiento ultra, que no le hizo subir muchos puntos en las encuestas.Luego, estuvo en aprietos en los medios tras los incendiarios comentarios de Todd Akin, un congresista republicano que es candidato al Senado en Missouri, quien sugirió que rara vez una "verdadera violación" termina en embarazo.Y ahora algunos gobernadores republicanos del sureste norteamericano que lo apoyan y que defienden las posturas ultraconservadoras del Tea Party, como Bob Jindal de Luisiana, y Rick Scott de Florida, cancelaron su participación en la convención tras decretar el estado de emergencia en sus estados por Isaac.OBAMA SIGUE SIENDO EL FAVORITO

A poco más de dos meses para la elección del 6 de noviembre, las encuestas siguen otorgándole una leve ventaja al presidente Barack Obama, quien será confirmado a su vez como candidato de los demócratas durante la convención que tendrá lugar en Charlotte (Carolina del Norte) la próxima semana. Pese a la corta diferencia, la tarea de convicción que Romney tiene por delante no se anuncia fácil. La mayoría de los norteamericanos cree que Obama logrará finalmente la reelección en noviembre, según una encuesta de Gallup difundida hoy. Un 58% de los encuestados se mostraron confiados en que la victoria será para el actual mandatario norteamericano, frente al 36% que cree que Romney le arrebatará la Casa Blanca. El periódico New York Post revelaba hoy que el popular gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, rehusó la oferta de ser el vicepresidente de Romney, porque dudó de las posibilidades de triunfo del partido en estas elecciones frente a la popularidad que todavía conserva Obama. 

Cargando...