Arpanet y la historia de un mensaje que cambió para siempre la forma de comunicarnos

Felipe Sasso
·2  min de lectura

Hoy en día, internet ha alcanzado tal nivel de masividad que, prácticamente la mayor parte del planeta tiene acceso a él.

Si no es así, al menos una parte importante del mundo ha oído sobre la web o sabe de qué se trata.

Y para hablar sobre ella resulta clave el concepto de Arpanet, esta histórica red de computadores que es considerada como la propulsora de lo que hoy conocemos como internet.

¿Cuándo se fundó?

En 1958, Estados Unidos y la Unión Soviética encarnaban los principales polos antagónicos de la Guerra Fría.

En ese instante, el país norteamericano debía responder al certero golpe soviético que significó el lanzamiento de Sputnik, el primer satélite en el espacio.

Y lo hizo fomentando la investigación y la innovación tecnológica a través de la Advanced Researchs Projects Agency (ARPA) fundada por el Ministerio de Defensa.

Este ambicioso proyecto estaba formado por 200 científicos y buscaba crear comunicaciones directas entre computadores de distintas instituciones académicas y estatales.

Básicamente, permitía que un investigador pudiera acceder a las computadoras de otro sitio.

Sus primeros años

En 1962, el ARPA creó un programa de investigación computacional bajo el mando del científico del MIT, John Licklider.

Cinco años más tarde, ya existía suficiente trabajo para que se creara una red de computadores llamado ARPANET.

Así, el 29 de octubre de 1969, se produjo por primera vez en la historia el envío de un mensaje mediante una red formada por dos computadores ubicados en la Universidad de Los Ángeles y el Instituto de Investigación de Standford de San Francisco.

Pese a que el contenido del mensaje era sólo la palabra “login”, fue un verdadero hito en la historia de las comunicaciones, que muchos consideran como el nacimiento de internet.

La imagen muestra una de las computadoras utilizadas en el proyecto ARPA.
ARPANET.

A partir de este momento, ARPANET fue creciendo y en 1971 ya contaba con 23 puntos conectados.

Durante los años siguientes se creó un importante número de redes entre las que estaba Telenet, de 1974, la versión comercial de ARPANET.

También apareció Usenet, Bitnet y Eunet.

Así, a comienzo de los años ochenta, y de la mano de un masivo desarrollo de computadores, ARPANET adoptó el protocolo TCP/IP, lo que dio paso al nacimiento de internet (International Net).

Este esquema siguió evolucionando y en 1983 se estableció el traspaso definitivo de ARPANET a lo que hoy se conocer como iPv4, o protocolo de internet versión 4.

La historia de ARPANET nos permite comprender el carácter cambiante y evolutivo de internet y de cómo pasó de una modesta red que conectaba a un par de computadores a una masiva herramienta que cubre el planeta entero y que tiene a casi todos sus habitantes en línea.