Arpaio, absuelto de relegar casos de abuso sexual

Más destacado

PHOENIX, Arizona, EE.UU. (AP) — El polémico jefe de Policía del condado de Maricopa, Joe Arpaio, fue exonerado en una pesquisa interna por la deficiente investigación de cientos de presuntos delitos sexuales, incluso contra menores, en una comunidad con una numerosa población hispana.

Según el reporte de asuntos internos difundido el lunes, los casos fueron investigados inadecuadamente o relegados del todo por esa comisaría debido a una falta de personal o a un mal manejo en el que cientos de piezas de evidencias que debían estar resguardadas fueron abandonadas en oficinas o llevadas por los detectives a sus casas.

Un número importante de las víctimas de esos casos eran hijos de inmigrantes sin permiso para estar en Estados Unidos, de acuerdo con un ex oficial de Policía de El Mirage que revisó los archivos.

La unidad de asuntos internos responsabilizó a los agentes del grupo contra delitos sexuales, establecido por Arpaio, de algunas deficiencias y dijo que esa agrupación estaba "saturada de trabajo y corta de personal", pero también dijo que las autoridades estaban anulando cartas enviadas anteriormente a esos agentes en las que los amenazaban con someterlos a sanciones disciplinarias.

"Este problema sistemático no pudo entonces y no puede ahora, ser tratado o corregido apropiadamente aplicando sanciones disciplinarias a unos cuantos individuos", escribió Brian Sands, un asistente de Arpaio, en una nueva carta dirigida el lunes a uno de los miembros del grupo contra delitos sexuales. Sands indicó que los agentes incumplieron su deber porque recibieron un volumen abrumador de casos complejos y absorbentes para que los investigaran. El grupo tenía muy pocos detectives y las restricciones presupuestales limitaron la aprobación de pago de horas extraordinarias.

El informe también atribuyó las fallas a detectives que registraron casos como aclarados cuando las investigaciones estaban todavía en curso y a un supervisor que no utilizó el sistema de la oficina para dar seguimiento a casos y en cambio dependió de una bitácora escrita que con frecuencia carecía de información clave e hizo virtualmente imposible determinar el avance de casa caso.

La investigación interna fue iniciada en mayo de 2008 después que la ciudad de El Mirage, que contrató los servicios policiales de la oficina de Arpaio, dijo que había descubierto al menos 32 denuncias de abuso infantil en que la comisaría de Maricopa no dio un seguimiento adecuado, pese a que se conocía a los sospechoso de todos los casos, excepto seis.

El Mirage, que tiene una nutrida comunidad hispana y está cerca de Phoenix, argumentó que hubo muchos casos en que los investigadores del alguacil no redactaron informes de seguimiento, no recogieron evidencias forenses ni realizaron acción alguna después de que fue levantado el reporte inicial.

La oficina de Arpaio reabrió finalmente más de 400 casos de esos casos sexuales denunciados en todo el condado, cuando descubrió que habían sido investigados inadecuadamente o relegados totalmente. Las indagaciones fallidas han sido un bochorno para un despacho cuyo titular se jacta de ser "el alguacil más duro de Estados Unidos" y que además es considerado un héroe nacional por los conservadores en cuanto a los asuntos de inmigración.

Arpaio ofreció disculpas en diciembre de 2011 por los casos estropeados y desde entonces su oficina ha tratado de esclarecer los casos y adoptado medidas para evitar que el problema se repita.

Cargando...