Armenia rechaza la impugnación opositora y confirma la victoria de Pashinián

·2  min de lectura

Tiflis, 27 jun (EFE).- La Comisión Electoral Central (CEC) de Armenia rechazó hoy el recurso de la oposición para impugnar las elecciones legislativas del pasado 20 de junio y confirmó la victoria del partido del primer ministro, Nikol Pashinián.

Según el jefe de la CEC, Tigrán Mukuchián, las evidencias presentadas por la oposición no son suficientes para considerar que las elecciones no fueron válidas.

"Son necesarias pruebas fundadas", agregó.

Los bloques opositores "Armenia" y "Tengo el honor" de los expresidentes Robert Kocharián y Serge Sargsián, respectivamente, habían instado a la comisión a que declarara "inválidos los comicios".

"Armenia", que recurrirá ahora al Tribunal Constitucional, mantiene que las autoridades cometieron numerosas irregularidades, utilizaron ampliamente el recurso administrativo y ejercieron presiones sobre los electores.

En respuesta, el partido de Pashinián, Pacto Cívico, consideró gratuitas las acusaciones y llamó a la oposición a aceptar los resultados.

Los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) alabaron la organización de las elecciones y concluyeron que las irregularidades habían sido menores.

La CEC confirmó también hoy la victoria del partido gobernante con el 53,91 por ciento de los votos y 71 escaños, por lo que Pashinián, muy criticado por la derrota ante Azerbaiyán en la guerra por el control de Nagorno Karabaj, seguirá en el poder durante cinco años.

El bloque de Kocharián recibió 21,9 por ciento de los sufragios (29 escaños) y el de Sargsián sumó un 5,22 de las papeletas emitidas (7), mientras las otras 22 formaciones que concurrieron no superaron el mínimo necesaria para acceder al Legislativo.

Armenia perdió en la guerra del año pasado contra Azerbaiyán aproximadamente el 70 % de los territorios que controlaba en Nagorno Karabaj, además de otras zonas aledañas, desde la guerra entre ambos países que estalló tras la caída de la URSS.

Pashinián, que tuvo que firmar con Azerbaiyán en noviembre un acuerdo con mediación rusa para no perder todo el territorio, prometió tras la victoria electoral que luchará por una "solución justa" para el conflicto.

Al respecto, el presidente azerbaiyano, Ilham Alíev, recomendó el sábado a Ereván que normalice las relaciones con sus vecinos, olvide para siempre el término "Nagorno Karabaj", y aseguró que el conflicto está solucionado.

Después de que Alíev también advirtiera de que Azerbaiyán reforzará su potencial militar, Azerbaiyán acusó a Armenia de un ataque contra sus posiciones en la zona de Kalbajar.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.