Armenia: el primer ministro denunció un intento de golpe de Estado

·2  min de lectura
Primer ministro armenio Nikol Pashinyan
Stepan Poghosyan

EREVAN (AFP).- En medio de un conflicto interno con la oposición y sectores del ejército, producto de la derrota militar frente a Azerbaiyán en 2020, el primer ministro Armenio, Nikol Pashinyan, denunció hoy un intento de golpe de Estado e instó a sus simpatizantes a expresarse en las calles.

Las tensiones emergieron luego de que la oposición pidiera la dimisión de Pashinyan, en reclamo por el resultado del conflicto bélico en la región de Nagorno-Karabaj. Horas antes, el primer ministro había anunciado en sus redes sociales la destitución del general Onik Gasparian, que se encontraba al frente del del Estado Mayor del Ejército.

Encuesta: la imagen de Alberto Fernández cayó en buena parte del país, pero creció en los distritos más adversos

“Considero que la declaración del Estado Mayor es un intento de golpe de Estado militar. Invito a todos nuestros partidarios a reunirse en la plaza de la República” en Ereván, escribió Pashinyan en su página de Facebook. Poco después, sostuvo ante sus simpatizantes que marchaban en el centro de la capital armenia, que la situación es “tensa” pero que “se puede controlar”.

Previamente, también había echado a un adjunto de Gasparian, Tigran Jachatrian, lo que llevó al Estado Mayor a reclamar su renuncia argumentando que el primer ministro “ya no está en condiciones de tomar las decisiones que se imponen” y acusándolo por perpetrar “ataques para desacreditar a las fuerzas armadas”.

Primer ministro armenio Nikol Pashinyan
KAREN MINASYAN


Primer ministro armenio Nikol Pashinyan sostuvo ante sus simpatizantes que la situación es “tensa” pero que “se puede controlar”. (KAREN MINASYAN/)

El primer ministro despidió a Jachatrian porque se había burlado en la prensa de las declaraciones en las que cuestionaba la fiabilidad del sistema de armamento ruso, los lanzamisiles Iskander, durante el conflicto bélico en el que su país resultó derrotado.

Desde el Kremlin expresaron estar preocupados por la tensión que está viviendo Armenia, aliado tradicional de Rusia: “Seguimos la situación con preocupación y por supuesto pedimos calma a todo el mundo”, declaró a la prensa el vocero de la presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Crisis bélica y conflicto social

Pashinyan se encuentra bajo presión de la oposición que reclama su renuncia desde el cese del fuego entre Armenia y Azerbaiyán en el otoño de 2020 en el conflicto de Nagorno-Karabaj.

La derrota se vivió como una humillación nacional y, desde entonces, la oposición ha reclamado la dimisión del primer ministro quien, casi hasta el final del conflicto -que se extendió de septiembre a noviembre de 2020- aseguraba que sus fuerzas llevaban ventaja sobre Bakú.

Nikol Pashinyan, un experiodista e histórico opositor, llegó al poder en la primavera de 2018, impulsado por una revolución que prometía sacar a ese país del Cáucaso de la pobreza y eliminar a una élite corroída por la corrupción.

Desde su independencia tras la caída de la Unión Soviética en 1991, Armenia ha atravesado varias crisis políticas y revueltas, algunas de las cuales fueron muy violentas.